Go to Top

Ancert: el nuevo legislador

El pasado día 4 de mayo, nos encontramos en la página de ANCERT con el nuevo manual de uso y novedades en el expediente electrónico de Mayo 2015. Entre las novedades que se han introducido, destaca la relativa a la consulta obligatoria por parte del notario autorizante de la base de datos de titularidad real, en todos los casos en los que intervenga una persona jurídica no excepcionada, y se trate de un documento cuya cuantía supere los 15.000 € o en el que concurra algún factor de riesgo.

En todos estos casos la consulta será de “obligatorio cumplimiento”, de tal manera que el sistema detectará si el notario ha consultado o no la base de datos en los últimos 30 días en relación la sociedad interviniente, y si no la ha consultado, al validar el índice único, el sistema le advertirá del incumplimiento de la “obligación de la consulta”, aunque “le permitirá realizar la misma en el momento de confeccionar el índice”. Esta consulta a posteriori, que parece totalmente inútil una vez otorgado el documento, se deberá hacer necesariamente aunque hayan transcurrido días o semanas desde que se autorizó el mismo, pues en caso contrario no permitirá al notario validar el documento y firmar el índice de la quincena que contenga el mismo. Entiendo además, que en los despachos donde haya más de un notario la consulta realizada por uno de ellos no servirá si el documento fuera autorizado finalmente por otro, el cual deberá repetir la consulta, pues en otro caso el sistema no le permitirá validar el índice.

Esta nueva obligación se aplica desde el día 1 de mayo, de forma imperativa y sin previo aviso, es decir, desde antes de ser colgada en la plataforma, como tantas disposiciones legales recientes que entran en vigor el mismo día de su publicación o incluso unas horas antes.

Una vez más, ANCERT impone nuevas obligaciones y cargas administrativas al Notariado como si tuviera atribuida la potestad legislativa, dictando normas de “obligado cumplimiento” al margen de la legislación notarial e hipotecaria, sin debate alguno en el seno de la Corporación, de forma imperativa, pues su infracción impediría nada menos que el cumplimiento de la obligación legal que tiene el Notario de colaborar con las Administraciones Públicas a través de la remisión del Índice único.

No podemos olvidar que ANCERT es una entidad creada y sufragada por el Notariado, cuya coste se ha convertido en un notable gravamen para los colegiados, cuyas instrucciones vienen condicionando el contenido de las escrituras al exigir continuamente la constancias de nuevos datos que no son requeridos por la legislación notarial ni hipotecaria, ejerciendo en la práctica una especie de tiranía informática que condiciona toda nuestra actividad profesional.

Esta predisposición a “legislar” se produce con especial gravedad en el control de la titularidad real que nos impone la vigente legislación. Efectivamente, ni el más optimista de los redactores de la ley de Prevención de Blanqueo de Capitales, pudo nunca imaginar que al introducir el concepto del “titular real”, éste se iba a convertir en el eje central de la actividad notarial. La propia solicitud masiva de copias de las escrituras de constitución de sociedades y de transmisión de acciones y participaciones sociales por parte de ANCERT, permite concluir que se está intentando crear una especie de registro de participaciones sociales, lo que excede por completo de la función que nos atribuye la legislación antiblanqueo, que además carece totalmente de rigor y fiabilidad, pues no olvidemos que la BDTR parte de las simples declaraciones contenidas en las actas, las cuales no tienen por qué responder a la realidad.

Me parece dudoso que este enorme esfuerzo que estamos haciendo sirva para algo, y más aún que ayude a prevenir el blanqueo de capitales o la financiación del terrorismo. Sin embargo, es evidente que las nuevas obligaciones impuestas ralentizan innecesariamente el despacho de los documentos. El asunto es particularmente grave en el caso de la intervención de pólizas, un tipo de documento que necesita de cierta agilidad, en el que el Banco ya ha ejercido un previo control, y en el cual resulta difícil explicar al cliente por qué tiene que esperar a que se consulte la BDTR, o por qué tiene que suscribir un acta cuando lo que viene a firmar es una simple operación de renting, de leasing, o una línea de descuento. ¿Qué tiene esto que ver con el blanqueo de capitales?.

Compartir:

9 Responses to "Ancert: el nuevo legislador"

  • Francisco Rodriguez Boix
    13 mayo, 2015 - 17:11 Reply

    En la actualidad,las dos funciones esenciales del Notariado en España son el desarrollo tecnológico y el suministro de la mayor información posible al Señor Montoro (de quien esperamos su próxima desaparicion del plano político y su vuelta a su lucrativo despacho).Cuestiones fundamentales de nuestra labor,el control de legalidad y el asesoramiento imparcial,pese a que se nos llena la boca hablando de ellas,parece que no están ni se las espera.Ante tal situación,muchos sentimos,cada vez de forma más acuciante,una profunda frustración y una insuperable desilusión por nuestra profesión,frustración y desilusión a la que no es ajena la funesta y nefasta,por la forma en que se acometió,absorción del honorable cuerpo de los corredores de comercio.En mi caso concreto cuento los días que me faltan para la bendita jubilación voluntaria y anticipada.

    • IÑIGO ROMERO DE BUSTILLO
      14 mayo, 2015 - 16:39 Reply

      Corren tiempos difíciles querido Paco,difíciles,pero no debemos tirar la toalla por los antecesores que labraron esta profesión tan digna y bonita y tan vapuleada y por nuestros continuadores que todos los años se baten en los campos de nuestra geografía contra toda clase de no precisamente molinos de vientos.Y Nuestros Opositores ,a quienes nos debemos también.-

    • Notari II
      14 mayo, 2015 - 18:59 Reply

      No hay nada como hablar claro para no dar lugar a interpretaciones acomodaticias.
      Rusadir te espera con los brazos abiertos: you’ll never walk alone, Quico ¡grande!

  • represaliado
    14 mayo, 2015 - 08:25 Reply

    Y si te niegas a cumplir con Ancert (que no con la ley), al no poder enviar el índice único, tal vez por culpa de un solo documento, el Colegio Notarial no podrá pasarte al cobro tu contribución mensual, por lo que te abrirá un expediente (durante el periodo felizmente pasado se abrieron en Cataluña más de 50 expedientes por ese motivo) y se te sancionará con 3.000 euros del ala.
    Si no fuera por las represalias, más de uno pasaría de las exigencias de Ancert, que, evidentemente, cuentan con el “placet” de su socio único.

  • Antonio
    14 mayo, 2015 - 11:10 Reply

    Diríase que a partir de la afamada Sentencia del TS de 20 de mayo de 2.008 hemos sufrido claramente la atrofia de unas funciones y la hipertrofia de otras, al tiempo que desde diversas instancias se nos reparte estopa por no cumplir con las funciones que previamente nos han atrofiado. El mismo Tribunal que anula casi entero el artículo 145 del Reglamento Notarial (que nos permite el control de legalidad), nos acusa veladamente de haber mirado para otro lado en el tema de las cláusulas abusivas, con la mandanga de la “falta de transparencia” (sin desconocer, por supuesto, que habrá casos y casos). No hace falta recordar quiénes interpusieron el contencioso-administrativo (los mismos que reclaman para sí y en exclusiva el control de las cláusulas abusivas, entre otras muchas funciones), en una pirueta que hasta ahora les ha salido bastante redonda. Nosotros, mientras tanto, hemos hinchado la faceta de “conservadores de datos” (valga la expresión), que parece ser que debidamente tratados y (supuestamente) comercializados nos permitirán ganarnos las habichuelas en el futuro…

    • notario
      14 mayo, 2015 - 15:04 Reply

      La comercialización de la base de datos de titulares reales no tiene nada de supuesta.
      El Consejo acordó el pasado 31 de mayo de 2014 “iniciar la comercialización de las bases de datos de titularidad real y personas con responsabilidades públicas y autorizar al Director de ANCERT para establecer a tal efecto contacto con las entidades financieras, en coordinación con los Directores de la asesoría jurídica del Consejo y del OCP”.
      El 19 de febrero de 2015 el Consejo ha firmado dos convenios, con la Asociación española de banca y con la Confederación española de cajas de ahorros, por los que sus respectivos miembros, es decir, las entidades financieras, tendrán acceso a la base de datos de titular real; y que en virtud de estos convenios, las entidades bancarias interesadas en acceder a esta base de datos podrán suscribir un acuerdo individual con el Consejo General del Notariado.
      Y todo eso, si se ha acordado y firmado, será para algo ¿o no? ¿O es que el Consejo lo ha hecho para a continuación cruzarse de brazos?
      ¿Se ha suscrito ya alguno de esos acuerdos individuales? ¿Con qué entidades? ¿Con sujeción a qué condiciones y plazos? ¿O todavía estamos en fase de negociación? No contemos con que se nos informe al respecto.
      En cualquier caso, el propósito de nuestro Consejo es vender la base de datos, y de hecho los decanos más implicados en la cuestión lo reconocen abiertamente. Y no se puede pretender, al menos con un mínimo de seriedad, que ese propósito no tenga nada que ver con las prisas que le han entrado al Consejo para depurarla y acreditar sus titularidades, primero con la solicitud de copias simples y ahora con la modificación del índice y la obligación de consulta previa a la base.

  • Francisco Rodrigez Boix
    14 mayo, 2015 - 16:33 Reply

    Decía Ihering,sin duda el mas grande juriscolsulto de la historia,que la institución de la posesión era el juguete que el hada madrina del derecho había depositado en la cuna de la doctrina.Parafraseando a Ihering,Ancert es el juguete que el hada madrina de la informática,en su día,depósito en la cuna del decano Belda Casanova.Que error,por el mismo esfuerzo,no haber opositado a registros,y lo dice quien cree haber dado al cuerpo notarial tanto como lo que ha recibido de el,a nivel del trabajo diario en el despacho,de la preparación de temas para opositores,de la colaboración incondicional en la Junta Directiva del Colegio de Zaragoza,del dictado de multiples conferencias y de la publicación de varios artículos doctrinales.

  • F. Javier Oñate Cuadros
    14 mayo, 2015 - 18:24 Reply

    Aunque pueda sonar un pelín prepotente y narcisista no me queda más remedio que recordar que algunos ya lo dijimos hace algunos años. Defendimos por escrito posturas progresistas (en el sentido propio del término) en materia documental, tanto en soporte papel como electrónica; las bondades del sistema descentralizado del control de legalidad; de modernización de la profesión; el peligro de que el Notariado se convirtiera en el peor enemigo del Notario, etc.

    Sufrimos como una inaceptable bofetada en la cara la infame reforma reglamentaria de 2007, que impugnada por nuestros primos hermanos dio al traste con la regulación reglamentaria preconstitucional en la que se basaba nuestra función con la desacertadísima redacción del nuevo artículo 143 del Reglamento Notarial que algunos tuvimos el honor de impugnar, teniendo en frente al mismísimo CGN y que ahora, en la Ley de Jurisdicción Voluntaria, va a pasar al art. 1 de la Ley del Notariado, con una enmienda del Grupo del PP en el Senado, coincidente, por algunos grupos de la oposición en el sentido de añadir en un sentido preocupante las palabras “a su juicio”. La labor de lobby de esos que estáis pensando, funcionando a tutiplén.

    Nos impusieron un convenio secreto para facilitar el acceso de la Agencia Tributaria al Índice Único (parece que a la AEAT no le es de aplicación la LOPD), luego extendido a otras administraciones “en cumplimiento de sus fines” que como es bien sabido, están fuertemente limitadas (MODO IRONIA ON). Pero éstas no solo no pagan sino que nos demuestran su “amor” una y otra vez cada vez que tienen ocasión, en todas y cada una de las materias propias de su competencia.

    Paco, mira por Internet la posibilidad de hacerte notario (latino) en Florida. No es mal sitio para jubilarse y de momento ni Ancert ni Monotor mandan.

  • IÑIGO ROMERO DE BUSTILLO
    15 mayo, 2015 - 10:34 Reply

    Lo de Notario (latino) en Florida me lo estoy pensando hasta yo …. al socaire de un hijo mío que estudia en una Universidad allí…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *