Go to Top

El Consejo planea adquirir una nueva sede

El SIC publicó el pasado día dos la reseña de los acuerdos adoptados en la sesión del día veinte de septiembre.Varios han llamado nuestra atención, pero en este post queremos resaltar uno de ellos.

“Iniciar las negociaciones para la adquisición de un edificio en propiedad, destinado a la futura sede del Consejo; y encomendar al Tesorero del Consejo la preparación de los correspondientes informes técnico-financieros”.

Actualmente, la sede del Consejo está ubicada en un inmueble situado en Madrid. Concretamente, de dos plantas en el número 46 de la Calle General Martínez Campos, que se ocupan en régimen de alquiler, siendo el propietario la Mutualidad.

Tenemos noticia cierta de los edificios cuya adquisición se ha valorado. Uno de ellos-esto es vox populi– es el que la Mutualidad tiene en la Plaza de la Independencia, 6, de Madrid (Puerta de Alcalá). El otro, más barato (sale a subasta por 25,3 millones de nada) es la sede de Forum Filatélico, en la calle José Abascal, 51. Adjuntamos fotos para que los “contribuyentes” puedan comprobar las magníficas instalaciones de que nos dotaremos para instalar esa “casa común” que es el Consejo.

Incluso con la más pequeña de las cantidades que se manejan, los precios de esos edificios superan con mucho los fondos disponibles del Consejo, que, no se olvide, son nuestros. Eso implica o bien la necesidad de endeudarse para obtener financiación o bien que se esperan nuevas y fabulosas fuentes de ingresos (¿la venta de las Bases de Datos a los bancos?)

En todo caso, nos parece más que discutible un gasto que, con los datos que tenemos y mientras no nos expliquen otra cosa, no puede calificarse sino de suntuario. Cuando las grandes empresas abandonan sus sedes en el centro de las ciudades para trasladarse a instalaciones en las afueras, modernas y funcionales, no parece que sea la decisión más acertada hacer lo contrario. Por otra parte, no se ve porqué una institución que no presta servicios al público necesita un edificio de varias plantas y miles de metros cuadrados.

Se acercan retos importantes, sobre todo en el ámbito de la modernización tecnológica, que habrá que sufragar. Los sufridos bolsillos de los Notarios, después de años de crisis, no podrán soportar ese coste. Creemos necesario reconsiderar ese proyecto.

Invitamos a todos los notarios a que den su opinión sobre la cuestión en este foro. Informamos para que todos podamos opinar y, en su caso, reaccionar ante decisiones que nos afectan y que, como ésta, comprometen nuestro futuro.

mutualidad        edificio jose abascal

Plaza de la Independencia, 6                           Calle José Abascal, 51

Compartir:
FacebookTwitterGoogle+LinkedIn

13 Responses to "El Consejo planea adquirir una nueva sede"

  • Notari II
    7 octubre, 2014 - 09:46 Reply

    Constituiría un ejemplo más de la irresponsabilidad y falta de realismo de lo que del CGN queda.
    No sé si podrán alegar el momento pretendidamente dulce del mercado inmobiliario, si de precios hablamos.
    Precisamente, contrasta con el más que delicado de la corporación notarial y que, se supone, es a la que se deben nuestros intrépidos inversores institucionales.
    Las arcas notariales no están en su mejor momento y hay muchos Notarios que van muy justos con sus obligaciones cotidianas. La megalomanía provinciana parece que es otro de los padecimientos de los todavía dirigentes del Notariado, o de lo que de él van dejando, que con cosas así se muestra con indudable descaro.
    Urge un golpe de timón y que alguien con unas ciertas dosis de sentido común, no se trata ahora de ser muy exigente, reconduzca este desmadre de los “Torrente” de la Fe Pública notarial o del residuo corporativo de ésta.

  • Emilia Cuenca
    7 octubre, 2014 - 10:06 Reply

    Buenos restaurantes y hoteles, viajes a Cuba y compras de edificios sin necesidad alguna… Esta es la imagen que tenemos del Consejo. Esto es hacer buena prensa y lo demás son tonterías. Nos falta rescatar a los bancos a cambio de prebendas futuras para que la opinión pública se nos eche encima (o ya lo están haciendo con la compra de ese edificio?).
    Ahora nos subirán las cuotas a pagar a ancert o se crearán más conceptos para sufragar los gastos.
    Y luego vendrán cuán salvadores con la venta de datos a terceros, diciendo que nos ahorran dinero o que nos saldrá gratis…
    En fin, paciencia

  • Jesús García
    7 octubre, 2014 - 13:22 Reply

    Va contra toda lógica mírese como se mire: existen en España 17 Colegios Notariales con sus sedes que, dentro de cada Comunidad Autónoma, son el escaparate del Notariado y prestan servicios al ciudadano y a los colegiados.

    No existe razón alguna para que se adquiera ningún inmueble de tales características para las funciones que tienen encomendadas el CGN, pues bien podrían desempeñarse en unas oficinas modernas y funcionales. Mucho menos para plantearse tal desembolso, que repercutiría en todos y cada uno de los colegiados.

    En definitiva, espero que impere la racionalidad, o al menos, el santo temor a las posibles acciones y responsabilidades que, sin duda, podrían llevar aparejadas tal iniciativa.

    • Harto
      7 octubre, 2014 - 15:30 Reply

      Ese es precisamente el problema, Jesús: que no sienten ningún temor, ni santo ni profano.

      • Jesús
        7 octubre, 2014 - 16:08 Reply

        Deberían, pues siempre hay una primera vez.

        Es una salvajada de dinero. Y uno está “harto”.

  • Satisfecho
    7 octubre, 2014 - 15:20 Reply

    Parece más importante preocuparse de una sede que compita con el mismo Ayuntamiento de Madrid que la organización de un foro de debate sobre la preocupante situación de esta Gran Institución (que creo que sigue siendo), informar sobre el fenómeno Ancert o luchar porque 90 compañeros obtengan su plaza y puedan comer. Gracias.

  • Pedro Rincón de Gregorio
    7 octubre, 2014 - 16:20 Reply

    Algunos registradores buscan reafirmar su función asumiendo el Registro Civil y el Notariado lo pretende adquiriendo un edificio multimillonario en el centro de Madrid. A ver si agarrándonos a un lustroso inmueble todo se arregla, que todo lo demás no importa.

  • F. Javier Oñate Cuadros
    7 octubre, 2014 - 19:51 Reply

    Me parece muy bien que el máximo organismo representativo del Notariado tenga su sede en un edificio representativo. Nada que objetar.

    Pero el Colegio Notarial de la Comunidad de Madrid tiene un edificio extraordinario que perfectamente podría servir para este fin sin necesidad de efectuar desembolso alguno.

    Aparte de la evidente falta de oportunidad de adoptar medidas neo o pseudokeynesianas de gastar lo que no tenemos en pirámides en un momento de crisis profunda, propia y ajena, se plantean una serie de interrogantes:

    1º.- ¿De qué manera se puede cohonestar la compra de un inmueble por parte del CGN a la Mutualidad Notarial cuando el proceso de liquidación de ésta (que “sólo” lleva paralizado 13 años) ha sido impugnado precisamente por uno de los miembros de ese Consejo que ha tratado de impulsarlo?

    2º.- ¿No sería lógico que la Mutualidad procediese a subastar de forma pública y transparente el inmueble de su propiedad o en su defecto, lo alquilase al Consejo si se entendiera que el traslado de su sede es imprescindible?

    3º.- ¿Existe algún tipo de conflicto de intereses, más allá del puramente legal entre el CGN y la heterónoma Junta de Patronato de la MN?

    4º.- ¿Entra dentro de las competencias propias del CGN la aprobación por sí y ante sí de un gasto que excede con mucho del presupuesto anual de la institución, sin el consentimiento o siquiera consulta de los representados?

    Quizás se pretenda por la puerta de atrás lo que el Consejo de Estado paró en su momento: La adjudicación del patrimonio de la Mutualidad Notarial al CGN.

    Como no tengo información suficiente sólo planteo dudas y preguntas que no pretendo sean capciosas ni malintencionadas.

    • Vicente de Prada
      7 octubre, 2014 - 20:55 Reply

      Querido Javier.

      Como Secretario que soy de la Junta de Patronato de la Mutualidad Notarial, creo que te puedo aclarar alguna de las dudas que planteas.

      1º.- ¿De qué manera se puede cohonestar la compra de un inmueble por parte del CGN a la Mutualidad Notarial cuando el proceso de liquidación de ésta (que “sólo” lleva paralizado 13 años) ha sido impugnado precisamente por uno de los miembros de ese Consejo que ha tratado de impulsarlo?

      La compra directa del inmueble de la calle Alcalá por el CGN, de momento, sólo ha sido “sugerida” por algún decano miembro de la JPMN (y no precisamente por su valor de mercado), por lo que veo muy difícil (vamos, imposible) que pudiera salir adelante. A pesar de la impugnación de los acuerdos de la JPMN de julio, creo y espero que el proceso de liquidación de la Mutualidad seguirá adelante y que podremos dar a los mutualistas lo que legítimamente les (nos) corresponde, para lo cual es de interés de la Mutualidad que se obtenga de la venta de sus inmuebbles hasta el último euro.

      2º.- ¿No sería lógico que la Mutualidad procediese a subastar de forma pública y transparente el inmueble de su propiedad o en su defecto, lo alquilase al Consejo si se entendiera que el traslado de su sede es imprescindible?

      Coincido plenamente contigo, y me consta que la mayoría de los miembros de la JPMN también lo hacen, en que la subasta pública es la única manera en que la Junta de Patronato puede llevar a cabo la enajenación de los inmuebles de la Mutualidad. Es la manera de obtener por ellos su mejor precio que, como te he dicho antes, es a lo que debemos aspirar.

      En cuanto al alquiler, al Consejo, creo que sólo cabría si ello redunda en beneficio de la Mutualidad, es decir, si vender el inmueble arrendado incrementara su valor, lo cual veo muy dudoso, ya que no creo que al Consejo le interese alquilar la totalidad del edificio. De hecho ya le parece caro el precio del alquiler de las oficinas de Martínez Campos que actualmente ocupa.

      3º.- ¿Existe algún tipo de conflicto de intereses, más allá del puramente legal entre el CGN y la heterónoma Junta de Patronato de la MN?

      Aunque algunos no opinan así, creo que existe un conflicto de intereses más que evidente en los miembros de la JPMN que, a la vez, son decanos en cualquier decisión en que estén implicados, con intereses contrapuestos, el Consejo y la Mutualidad (como sería, por ejemplo la venta directa del inmueble o el arrendamiento del mismo). No olvides que en la composición de la JPMN hay 5 miembros que son decanos y sólo 4 que no lo somos. Obviamente los decanos deberían abstenerse, aunque, creemé, esta tesis mía no es pacífica.

      Quizás se pretenda por la puerta de atrás lo que el Consejo de Estado paró en su momento: La adjudicación del patrimonio de la Mutualidad Notarial al CGN.

      En este tema, si que te puedo asegurar que no existe ese intento de volver a la solución planteada en 2005 y que, si surgiera, tanto yo, como la mayoría de los miembros de la Junta de Patronato, haríamos todo lo que estuviera en nuestras manos para evitarlo. Por este lado puedes dormir tranquilo.

  • Anómalo
    7 octubre, 2014 - 23:52 Reply

    Decididamente, creo que hay que investigar si alguien está poniendo alguna sustancia extraña en las botellas de agua que les ponen a los Decanos en las reuniones del Consejo, porque si no, yo no me lo explico.
    A ver si me entero.Tenemos un proyecto-cada vez más explícito- de reforma del sistema llamado de seguridad jurídica preventiva que amenaza con mandarnos a galeras. Tenemos a los Tribunales día si y día no menospreciando nuestra función. Tenemos a una DGRN que nos niega el pan y la sal. Cientos de notarios levantados pidiendo un congreso en el que se estudien nuestros problemas. Noventa notarios esperando una de las cuatrocientas plazas vacantes. Otros cientos de jubilados esperando a recibir lo que legal y legítimamente les corresponde (y esto es realmente trágico) muriéndose mientras esperan.Buena parte de la opinión pública nos ha enfilado por lo de las hipotecas y las cláusulas abusivas.Estamos superados tecnológicamente.Algunos impresentables, que de notario solo tienen el titulo haciendo barrabasadas que nos van a mandar al hoyo a todos.

    Tenemos todo lo anterior y a los miembros del Consejo solo se les ocurre comprarse un mega edificio de relumbrón. ¿Para qué? Si a este paso que vamos será la sede del Consejo General de Legitimadores de Firmas ( eso si, dividido en diecisiete colegios, cuyos Decanos se pondrán mociones de censura, retrodimitirán, pactarán las votaciones en la sombra, etc).

    Bueno es que nos informéis , pero editores, por mucho que nos contéis y nos pidáis que reaccionemos, todos sabemos que no servirá de nada. En ese mundo particular en el que viven, nada importa. Ellos saben lo que está bien y está mal, lo que es necesario y lo que no. Y en la próxima reunión, o en la siguiente, se gastarán impunemente los fondos presentes y futuros del Notariado en su edificio. Y la vida seguirá.

    Que pena.

  • F. Javier Oñate Cuadros
    8 octubre, 2014 - 11:01 Reply

    Querido Vicente:

    Agradezco profundamente tus aclaraciones que lo han sido y mucho. El tema veo que traerá cola, no sólo por el evidente error político de plantear tal operación en estos momentos como por las complejidades jurídicas que comporta.

    Un abrazo.

  • Los editores
    8 octubre, 2014 - 21:04 Reply

    Los editores de este blog hemos recibido de manera indirecta algunas críticas contra este post, alegando que existen razones suficientes para esa compra.

    Animamos a aquellas personas que mantengan posturas distintas a lo publicado a que lo expresen libremente por medio de comentarios e incluso, que escriban entradas si lo consideran conveniente, pues este blog no tiene intención de mantener una postura irreductible sobre nada sino servir de canal para las diversas opiniones y fomentar con ello la transparencia y la mejora de nuestra querida institución. Los únicos requisitos son la calidad y el respeto a la verdad.

    No obstante, dado que no ha habido nadie que consigne las razones que fundamenten esa compra por vía comentarios, consideramos que sería de utilidad para nuestros lectores conocerlas y por ello las publicamos aquí.

    Serían las siguientes:

    – El CGN está de alquiler en dos pisos que se le han quedado pequeños y paga por ellos una gran cantidad al año. El año que viene se acaba el contrato.
    – Las instalaciones actuales no sirven adecuadamente a las funciones representativas e institucionales del Consejo.
    – El CGN desea para comprar una sede en la que quepan otras entidades del notariado por las que también se pagan alquileres.
    – El CGN lleva quince años ahorrando con este propósito.
    – Hace años se pensó comprar el edificio de la mutualidad notarial, pero es muy caro y ha aparecido uno a mitad de precio porque viene de un concurso. Y además permite alquilar unas 40 plazas de garaje y obtener ingresos.

    Consideramos un deber de transparencia hacer constar estas razones aquí. No obstante, la cuantía de la adquisición, el momento en el que el notariado se encuentra y la, a nuestro juicio, dudosa necesidad de este gasto suntuario creemos que exige que tal cosa se examine con el mayor cuidado. La tendencia, a veces irrefrenable, de quienes manejan intereses y dineros de otros –políticos, grandes corporaciones, etc- de considerar justificado cualquier gasto de lujo, recreo u ornato exige estar en permanente alerta, sobre todo si se trata de gastos de este calibre.

    Y, en todo caso, se precisa la máxima transparencia, de la que hasta ahora carecemos casi totalmente.

    Animamos a nuestros lectores a que expresen su opinión sobre estas razones.

  • Emilia Cuenca
    9 octubre, 2014 - 18:24 Reply

    Sigo pensando lo mismo. Hay que controlar el gasto y comprar un edificio de 25 millones me parece una frivolidad. Cuántos metros cuadrados necesitan? Y tampoco creo que alquilar parte del mismo o sus garajes vaya a cambiar mucho, sinceramente. Que yo sepa, el objeto del Consejo no es el de buscar un beneficio económico, sino satisfacer las necesidades del cuerpo. Si lo quieren llevar como una empresa, que nos den el derecho a poder revocarles el cargo de administrador en Junta general… Y sobre todo, que podamos exigirles responsabilidad por las malas inversiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *