Go to Top

El costoso nacimiento de un nuevo Registro Civil

Agradeciendo la reiterada amabilidad de mis compañeros, los editores de este blog, voy a utilizar el espacio que me ceden para ocuparme de una cuestión no menor, según creo, de entre las que afligen a nuestra profesión, reconociendo que, a día de hoy y no por voluntad propia, nos movemos en buena medida en el terreno de la conjetura.

Se trataría de saludar el próximo alumbramiento de un renacido Registro Civil, aunque no haya sido empresa fácil y sea dudoso que vaya a ser del todo una buena nueva.

He de reconocer que el tema lo había seguido más bien a distancia. No es que dejara de valorar momentos meritorios, como el de la dimisión de nuestro anterior Director General, con jugosas noticias en prensa de por medio. Pero por mucho que tales incidentes pudieran despertar mi curiosidad, por alguna razón no conseguía convencerme a mí mismo de que los protagonistas de la cuita se encontraran a la espera de nuestra opinión.

 Siempre había creído, además, que la Justicia goza de una resistencia natural al cambio legislativo, como demostraba, sin ir más lejos, la misma regulación del Registro Civil, lo que me hacía algo escéptico sobre la posibilidad despachar de un plumazo su ya más que centenaria historia.

 Incluso las actuales circunstancias gubernamentales, que podía comprender que atizaran el ánimo de algunos, las consideraba, en el fondo, un impedimento para tales propósitos, pues razonaba, a lo que se ve no con mucho tino, que el coste político a pagar podría exceder del interés a beneficiar.

Pues bien, y citando al clásico, si ya tenían mi curiosidad, ahora tienen mi atención.

 Todo esto viene a cuenta de la ilustrativa carta que nos ha remitido recientemente el Presidente del Consejo General del Notariado y el casi simultáneo artículo que el mismo ha publicado en prensa, y que, por cierto, ha provocado la inmediata y habitual rabieta de algunos, a quienes no parece bastarles con mandar, sino que quieren además ser aplaudidos.

Para ponernos en antecedentes, la Ley 20/2011, de 21 de julio, cuya entrada en vigor está prevista, salvo novedad, para julio de este año, ya preveía en su redacción inicial un cambio en el encargado del Registro Civil (hasta ahora los Jueces de Primera Instancia), encomendándola a Funcionarios con formación jurídica y a los Secretarios Judiciales. Se mantenía a los Juzgados de Paz como órganos receptores de documentos.

Curiosamente, es tras el cambio del Partido en el Gobierno cuando se escuchan las primeras noticias sobre otorgar esta competencia al Cuerpo de Registradores de la Propiedad y Mercantiles. La conocida condición profesional del nuevo Jefe del Ejecutivo y la concordante composición personal de la DGRN llevan a algunos a pensar que no estamos ante una imposición, precisamente. A tal fin, en el seno de la remozada DGRN se engendra un primer Anteproyecto de Reforma integral de los Registros, el cual causa un casi general escalofrío.

La cuestión gana en interés cuando los miembros del Cuerpo elegido empiezan a discutir entre ellos a plena luz del día, lo que destaca por lo infrecuente en cuanto a la defensa de sus intereses toca. Quizás fuera porque no vieron clara la dispensa del probable auto-contrato, o porque el valor de las cargas de la donación no se expresaba en el documento, o por otros motivos que ignoro, pero se llega al punto de que el Presidente de su Junta de Gobierno hace un público y notorio desplante al Ministro del ramo. Ante estos sorpresivos acontecimientos, a alguien se le ocurre atribuir la competencia solo a los registradores mercantiles, cual sub-cuerpo, quizás considerados entonces más disciplinados y con mayor vocación de sacrificio que el colegiado medio. La Disposición Adicional Vigésima del Real Decreto Ley 8/2014, de 4 de julio, lo consagra legislativamente.

Pero por si alguno había perdido la fe, ya anuncio que las aguas parecen haber vuelto a su cauce en el reunificado río registral, que la imaginativa solución de ese Real Decreto Ley quedaría para la historia y que lo conseguido lo compartirían entre todos ellos, como es propio de buenos compañeros. Fuentes bien informadas confirman que esta vez sí se va en serio y que la cosa viene “de muy arriba”. Quizás se piense en eso de que ahora o nunca.

De entrada diré que no seré yo quien dude públicamente sobre su capacidad para la tarea, aunque reconozcamos que las nuevas competencias comprenderían materias que hasta ahora les han sido ajenas. Hay quien desconfía de que la traslación de la mecánica registral habitual al registro civil no produzca distorsiones. Otros incluso dudan de que la idiosincrasia del Cuerpo encargado sea la más adecuada para la función. Son opiniones y cada uno tendrá la suya. Es posible que si ya habíamos disfrutado con resoluciones en las que se daba cuenta del intento de algún despistado de imponer a su prole nombres como “Caín”, “Judas” o “Mandarina”, estuviéramos, tras el hipotético éxito de la reforma en curso, en condiciones de superar todo lo previo.

Ocupándonos ahora de lo crematístico, que así podremos olvidarnos cuanto antes de tan mundanos asuntos, parece haberse encontrado la solución a un problema de esos que no se resuelven a primera vista: cómo retribuir lo que se seguirá proclamando gratuito. Si no he entendido mal a nuestro Presidente, se trataría de multiplicar el número de actos registrables. Especulo que lo que antes era gratuito, quizás lo seguirá siendo inicialmente, que siempre es recomendable guardar las formas, pero que lo nuevo probablemente ya no lo será tanto. Todo ello al margen del tráfico de información registral, el cual frecuentemente se producirá entre registros, que así todo queda en casa y es más eficiente. En todo caso, no puedo ser yo quien les diga si han hecho o no bien las cuentas. Tampoco me atrevo a afirmar que sea solo cuestión de dineros, porque la verdad es que no creo que el tema se reduzca a eso.

 En la carta del Presidente se citan los poderes o el domicilio, como alguno de los nuevos actos a inscribir, de entre los muchos que se esperan. No sé si estas inscripciones serían obligatorias, como es lo normal en este ámbito, o voluntarias, o qué efectos tendría la inscripción o la falta de inscripción. En cuanto a los poderes, el terreno está abonado para que la legitimación del apoderado la conviertan en exclusivamente registral. Esto obligaría la reiterada consulta o solicitud de certificación cada vez que se use un poder, contra toda lógica jurídica y económica. Respecto a lo del domicilio, evoca futuros inquietantes ya predichos por alguno y plantea toda clase de dudas, desde morales a constitucionales. Con todo, para ser justos, habrá que juzgar con el texto definitivo de la Ley proyectada a la vista para decidir si la situación es mala o peor.

Por cierto que al tal proyecto, elaborado por la DGRN y el Colegio de Registradores, aparentemente en amor y compañía, no han podido tener acceso directo todavía nuestros representantes, a escasos meses de su supuesta entrada en vigor, en una muestra más de que cuando una relación funciona todo tercero molesta.

También nos informa el Presidente de que el nuevo supra-registro absorbería a otros registros menores (RGAUV, de seguros, un nuevo registro de poderes). La cuestión parecerá lógica a cualquier mediano consumidor de documentales. Cualquier cuerpo de gran masa acaba tragándose o expulsando de su órbita todo lo que le ronda cerca. Razonando con igual lógica, quizás debiéramos temer por su posible colapso gravitatorio y futura conversión en agujero negro.

Y en cuanto a nosotros, uno podría pensar que después del entretenimiento que estas andanzas pudieran habernos proporcionado, toca seguir dedicados a lo nuestro. Pero parece que es difícil renunciar a lo que uno se acostumbra, siempre que cada cual acepte el papel que le toca sin incordiar mucho. Así que por este o por otro motivo, se cree que algo pintaremos al fin, pero debo decir que las perspectivas no son muy halagüeñas.

 El Presidente nos advierte en su carta que se pretende convertirnos en “colaboradores”, con atribuciones de “recepción de documentos y declaraciones de voluntad”. No sé si estas funciones las ejerceríamos en exclusiva o en competencia con otros entes públicos o privados. Ninguna de las opciones sería de extrañar, pues toda ayuda será poca para evitar que al verdadero órgano jurídico al mando se le colapse la oficina. En cuanto a nuestra compensación, confío en que será solo la de servir al ciudadano, que no es poca cosa, y esto no es broma.

 La cuestión de fondo, a mi juicio, no es si estamos dispuestos a cumplir y del mejor modo las tareas que se nos impongan, que seguro que lo estaremos, sino que si el notariado pierde progresivamente su histórica condición de profesión que ejerce de forma independiente verdaderas funciones jurídicas, tal y como quizás por alguien se pretende, a lo mejor conservará el nombre, pero de notarios nos quedaría, al final, solo eso.

Y en cuanto al principal afectado por la reforma, los ciudadanos, cuyo bien todo el mundo invocará cuando llegue el momento, está por ver cómo se lo toman cuando se enteren, aunque me extrañaría que el invento obtuviera un gran éxito de crítica y público. Lo de predecir el futuro de la reforma, si al final se consumara, ya se lo voy a dejar a otro.

Yo, por mi parte, solo deseo que mis representantes tengan la mejor de las suertes en la defensa de nuestra profesión, en lo que están comprometidos, según nos indica el Presidente, y que en esto, al menos, si es que no puede ser en todo, se mantengan unidos. Vivo en la confianza de que así será y de que servirá para algo, por interés propio y creo también que por el general.

Un saludo a todos.

Compartir:

About Francisco Mariño Pardo

Licenciado en derecho por la Universidad de Santiago de Compostela. Notario desde el año 1997. Actualmente ejerciendo en el pueblo lucense de Foz.

16 Responses to "El costoso nacimiento de un nuevo Registro Civil"

  • IÑIGO ROMERO DE BUSTILLO
    13 marzo, 2015 - 13:58 Reply

    Evidentemente la entrega del Registro Civil al Cuerpo “Ünico” de Registradores Civiles,Mercantiles,de la Propiedad etc .etc .etc. no es una cuestión baladí como tampoco lo fué ,en su día, la entrega hacia principios del decenato anterior y funesto decenato, al Cuerpo de Notarios de los Corredores de Comercio y Agentes de Cambio en Bolsa ,en plena euforia ladrillera, previo invento del llamado Cuerpo “Unico” de Notarios, aprovechando el Buen momento expansivo! El Crecimiento todo lo aguanta lo mismo que el papel!
    Está claro que los Registradores ,de la clase que sean ,no van a hacerse cargo de las pérdidas del servicio registral civil hoy por hoy y además tendrán que tener una racionalización coste/beneficio que evidentemente se enfocará en su conjunto en esa pretendida Reforma Integral en la que aparezca un nuevo Cuerpo Unico Integral de Registradores,con aranceles multidiversos, con interconexión y autofacturación telemática interna,auto protegidos por la lejana tutela judicial, eso sí ocupada de otros muchos menesteres- y efectivamente los Notarios ,como en mente y en hojas de ruta(Cepeda,Arbo) ya está previsto y declarado expresamente no serviremos ni siquiera para identificar ,función que residualmente aún se nos reconoce de momento y que el “Staff” electrónico registral se encargará de asegurar mejor que nosotros.-
    En Resumen esa hoja de ruta registral es la siguiente : vaciamiento de las competencias notariales hasta casi la nada ,una FPN carente de presunciones y muchos menos de legalidad,desmerecimiento social constante y competencias ,funciones y más funciones y competencias del tipo que sean enfocadas a la esfera registral cual agujero negro .El Gran Atractor.-.-
    La Fé Pública Notarial será una antigualla vacía de contenido pero se conservará en el recuerdo de la sociedad civil como lo fueron las Cortes de Cádiz con sus proclamas de “sed justos y benéficos” y los hackers serán debidamemte controlados por los yihadistas registrales de ARBO y por el Califato ” Raxoy -Mendez-Corredor y Asociados ” quienes serán ,pese a quién pese,los salvaguardas de la Seguridad Jurídica y harán innecesarios en la llamada SJP hasta no solo a los Notarios sino incluso los a Jueces de lo Civil porque ellos evitarán cualquier contencioso al respecto,haciendo real hoy en el Siglo XXI la aspiración que ya Don Jerónimo González preconizaba : Verdaderos “Jueces de los Territorial”.- Mientras más operadores gestores,agencias, intermediarios,zurupetos etc no especializados acudan al Registro pues mejor .- Los Notarios que vayan subsistiendo… como auxiliares y PAEs.De acceso telemático directo ni pensarlo o mejor dicho para todos menos para el Notariado.-
    Se habrá consumado la aspiración: no tasas registrales: sí aranceles miltidiversos y firma ante el Registrador que presencialmente inciaron timidamente con las reformas hipotecarias diversas(instancia de heredero único,distribución de responsabilidad etc)
    Un viejo Notario,de categoría y visión de futuro,cuando la problemática “Corredores”, advertía constantemente: El Enemigo” a muerte” del Notariado Español no son los Corredores y los Agentes de Cambio y Bolsa ni muchísimo menos.- Son los Registradores,mal llamado Cuerpo amigo y hermano,porque su supervivencia con arancel se basa exclusivamente en la desaparición o vaciamiento a la anglosajón del Notariado.-Ahora es su momento pero no nos engañemos mañana seguirán igual ,despreciando diariamente al título público y la labor notarial,y nosotros pensando en ….si casamos o no a las gentes… si …
    Por Dios… O Nos “arrepentimos y convertimos” en el sentido bíblico de la palabra o Notarios no seremos nunca más- Sí existirán Notarios-Registradores,según me expresaba un viejo amigo Registrador hoy muerto hijo y padre de Notarios.Lo que escribo está inspirado en su vida y en sus hechos que no me ocultaba aunque no quería explicarme nunca por qué incitó a su hijo a preparar Oposiciones a Notariado.-
    ( Nota bene !ª.- El “Arrepentimiento” es un Cambio interior completo en nuestros pensamientos más profundos)
    Nota bene 2ª .- La”Conversión” es un complemento en los actos.Literalmente dar la vuelta.Apartarse de algo para ir hacia otra cosa)
    Pues eso me digo como Notario y lo digo a todos los Notarios:arrepentirnos y convertirnos o no seremos más.-
    siento ser escribir esto pero desde mi esquina lo veo y siento así.-

  • IÑIGO ROMERO DE BUSTILLO
    14 marzo, 2015 - 15:11 Reply

    Hace tiempo me pidieron ayudar a un grupo de jòvenes Notarios q preparaban restringidas.Eran todos entusiastas y la verdad es q son y han sido magníficos Notarios.
    El tema en cuestiòn era creo recordar ” Concepto legal de Notario” o algo asì.
    Estaba yo convaleciente de una operación y tenía tiempo y, en consecuencia,aceptè el encargo y la gran responsabilidad de prepararles el tema.
    Escribí y depurè hacía unos 100 folios más menos y creo q me saliò algo bueno q gustò bastante o mucho a los jóvenes opositores a “restringidas”.-
    Yo empezaba exponiendo q pensaba y sigo pensando cuál era y sigue siendo El Concepto legal de Notario q como vademecum debemos llevar en nuestro ADN, pese a quién pese, pase lo q pase,aùn a pesar de culturas distintas incrustadas como la de algunos Corredores y Agente,ataque constante registral paladino y permanente,contratación en masa y ladrillazo inmobiliario,gestores,agencias y zurupetos de toda laya y condición con títulos o sin ellos:
    ” El Concepto legal de Notario latino o romano germànico o continental es o debe ser estudiado y definido por las caràcteristicas q definen o han de definir la diaria,constante y permanente actuación de dicho profesional oficial,pùblico o profesionales- encargados de función pública:
    1.- Asesoramiento jurídico imparcial.
    * Equilibrador en la contratación en masa sobrenla base de una verdadera y real libertad de elecciòn que todo Notario ha de procurar y siemore facilitar.
    * Consejo legal
    2.- Control de legalidad.
    * Anterior,presencial y posterior
    * Permanente
    3.- Daciòn de Formas Pùblicas a Hechos,Actos y Negocios.
    4.- Órgano de Jurisdicción Voluntaria”
    Pues bien todo eso me lo creído siempre,lo he practicado siempre incluso en el nefasto ladrillazo y sigo creyendo es y debe seguir siendo día a día y en todo momento el Notariado actual.
    La Sociedad Civil agradecerà y corresponderà agradecida a esa labor constante y diaria.
    Lo percibo en todos los momentos.Pese a quièn pese a poderes políticos oportunistas.
    El auténtico Notario,si sigue sièndolo dia a día,no podrà ser vencido por otros.Sólo seremos eliminados si dejamos de ser autènticos Notarios. Y ademàs nos lo creemos.

  • Notari II
    15 marzo, 2015 - 11:54 Reply

    Es una lástima que el razonable, cuidado, elegante y sensato artículo del Sr. Mariño haya motivado las mercuriales reflexiones del Sr. Don Iñigo de Loyola y Romero de Bustillo, que no para de ver enemigos por todos lados.
    Unas veces son antiguos Corredores de Comercio y/o Agentes de Cambio y Bolsa, otras los temibles Registradores de la Propiedad y Mercantiles- pronto, de todo lo registrable en la atmósfera terrestre- y cualquier otro que ose atentar contra su concepto de Notario, Notario, Notario, y no el de Mérimée, y no el de Mérimée……
    La culpa, no podría ser de otra manera, es de la realidad socio-económica que no acaba de adaptarse a tan loable definición de fedatario, con ¡ADN incluido!- ni Arzallus o Heribert Barrera hubiesen llegado a tanto-
    En fin, Don Iñigo se echó al monte, la Isla se queda sola y el Notariado herido, llora que llora y llora….

  • Harto
    15 marzo, 2015 - 21:08 Reply

    Notari, cada vez se entiende menos a cuento de qué vienen tus exabruptos.
    Suscribo plenamente todo lo que dice Iñigo Romero acerca del notario y la función notarial, que sigue cumpliendo, también en la actual realidad socioeconómica, el papel y la finalidad que siempre ha tenido. Y como tal deberíamos defenderla, dejándonos de complejos y de entreguismos.
    Ya que te pones tan campanudo, Notari, explícanos cual es tu concepto del notariado y que función crees que debe cumplir en las actuales circunstancias.

  • IÑIGO ROMERO DE BUSTILLO
    16 marzo, 2015 - 11:17 Reply

    Notari II.-Obviamente no estoy de acuerdo con tus “mercuriales reflexiones” sobre mi entrega y mis comentarios.
    Harto.- Obviamente estoy de acuerdo con que estés de acuerdo.-

  • IÑIGO ROMERO DE BUSTILLO
    16 marzo, 2015 - 11:20 Reply

    Creo – Notari II-que Arzallus,a quién he conocido y tratado y Heribert Barrera, a quién ni he conocido ni tratado,a pesar de haber sido Notario de Barcelona,tienen mejor concepto del Notariado que usted. Qué le voy a hacer Notari II.-

  • IÑIGO ROMERO DE BUSTILLO
    17 marzo, 2015 - 17:35 Reply

    Hay Derecho?: “De nuevo sobre la captura del Registro Civil”
    12 marzo 2015

    http://hayderecho.com/2015/03/12/flash-derecho-de-nuevo-sobre-la-captura-del-registro-civil/

    “Leemos en El País a Fernando Garea un artículo del domingo en el que se dice que, a pesar de los repetidos mensajes en sentido contrario del Gobierno, los ciudadanos van a tener que costear los servicios del Registro Civil una vez que éste pase a control de los registradores mercantiles. Lo cierto es que lo que cuenta el periodista es verdaderamente escandaloso: enmiendas a la norma que lo va a regular, provenientes de los propios registradores, y en las que literalmente se propone aumentar el número de actos incribibles, no para mejorar el servicio público, sino directamente para cobrar más, bajo el (realmente tenue) eufemismo de que sería “una fuente de financiación de la que no se puede prescindir”. Es decir, que hay que imponer a los ciudadanos más gestiones burocráticas innecesarias (porque hasta ahora no se llevaban a cabo y todo funcionaba perfectamente), para que paguen más. Desde luego no suena extraordinariamente ejemplar el asunto. Y mucho peor sonaría si el Gobierno finalmente aprueba una norma que recoja estas exigencias.
    Nos parece un tema verdaderamente grave, máxime teniendo en cuenta que, por si a alguien se le había olvidado, el presidente del Gobierno es registrador, de modo que es harto improbable que este tipo de actuaciones se estén desarrollando sin su consentimiento, o, al menos, sin esa característica y rajoniana manera de ponerse de perfil y hacer como que el asunto no va con él. Pero sí va, y mucho.
    Sin perjuicio de seguir hablando del tema en el futuro, recordemos ahora lo que ya hemos escrito, editores y colaboradores, que no es poco. Y, desgraciadamente, parece que no estábamos muy equivocados…”

  • Nicolás de Bovary
    18 marzo, 2015 - 18:09 Reply

    Hace poco se ha conseguido la demarcación notarial, con supresión de numerosas plazas, especialmente en ciudades y poblaciones de más de una notaría demarcada.
    Ciertamente, aunque la supresión de plazas se vaya produciendo poco a poco, será una mejora a las depauperadas economías de las notarías urbanas y de grandes núcleos de población.
    Las notarías rurales habrán de continuar esperando -como, tal vez, también las urbanas y grandes- a la mejora económica tan esperada y que no acaba de llegar.
    Me han llegado noticias -rumores-, posiblemente inciertos, por lo que he poner lo que diga a continuación “en cuarentena” (o deberá aceptarse, como tantas herencias hoy en día, “a beneficio de inventario”): se dice que la demarcación notarial ha salido antes que la demarcación-reagrupación registral, en parte como demanda perentoria, de los representantes del notariado, y, en parte, como consecuencia de una transacción, siendo ésta la de la colaboración gratuita en la llevanza del Registro Civil, Registro que, como es sabido y publican hoy los periódicos, se llevará por los Registradores Mercantiles a partir del próximo mes de julio.
    Hemos recibido una triunfal carta de nuestro Presidente, Sr. Collantes, en la que se anota su primera victoria en su mandato presidencial: la demarcación notarial -por fin, SATISFACTORIA-.
    ¿Qué vamos a dar a cambio?
    ¿Quién se va a beneficiar de verdad?
    Lo que no sabemos -lo sabremos cuando se publique en el BOE: bendita transparencia notarial (hago honor aquí al nombre de esta página, con permiso de sus editores)- es cuál será la colaboración que los notarios, como funcionarios públicos, hemos de prestar a los gestores del Registro Civil.
    Evidentemente, tampoco sabemos si esta colaboración va a ser gratuita.
    Aunque, es lógico suponer que ha de serlo.
    La colaboración -obligada, como tantas otras, que, en nuestra condición de funcionarios, se nos aplica desde el BOE- será especialmente más relevante para las notarías de pueblo o de pequeñas ciudades en las que no haya medios o en las que no se ubiquen Registros Mercantiles.
    Siempre que existe una obligación que se impone, ha de existir una infraestructura de medios materiales y humanos. Es evidente que: 1) habrá que dedicar algunas horas de uno o varios empleados a la tarea colaboradora, lo que se traduce en coste económico; 2) y es más que probable que alguna empresa informática, quizá la nuestra -Ancert-, que siempre está presta para crear un nuevo programa con el que imponer nuevas cuotas a los clientes cautivos que somos, para dicha empresa, los notarios, creará la aplicación informática pertinente, a colgar en SIGNO y desde la cual poder cumplir nuestra función pública, en tarea tan importante como la de descongestionar juzgados y disminuir los costes presupuestarios de mantenimiento de la justicia. Claro está que, como siempre, Ancert o la empresa FUTUVER -o la que toque- nos pasará la factura correspondiente.
    Esta sangría previsible -espero con todas mis fuerzas equivocarme en tan macabro augurio- desangrará a las notarías pequeñas y rurales, hasta dejarlas exangües.
    Llama poderosamente la atención en el exordio justificativo del Real Decreto de Demarcación Notarial que se invoque la labor que en el emprendimiento empresarial desarrollan las notarías de pequeñas localidades, de no más de 500 habitantes, para constituirse en PAE, puntos de apoyo al emprendedor, evitando el desplazamiento de éste a poblaciones más alejadas.
    Hay que reconocer que, si no fuese por la gravedad de lo que se deja entrever y subyace en el texto y contexto de la demarcación notarial, la justificación sería tan jocosa, que no podríamos dejar de reír.
    Bueno, vamos a reírnos, mientras podamos.

  • IÑIGO ROMERO DE BUSTILLO
    19 marzo, 2015 - 12:06 Reply

    La llamada “Red Capilar Notarial”…..

  • IÑIGO ROMERO DE BUSTILLO
    19 marzo, 2015 - 12:12 Reply

    “…..Llama poderosamente la atención en el exordio justificativo del Real Decreto de Demarcación Notarial que se invoque la labor que en el emprendimiento empresarial desarrollan las notarías de pequeñas localidades, de no más de 500 habitantes, para constituirse en PAE, puntos de apoyo al emprendedor, evitando el desplazamiento de éste a poblaciones más alejadas” ……..
    Reir y llorar…todo lo a la vez.- La Alegría que vaya por fuera y por dentro.-

  • Desinformado
    21 marzo, 2015 - 01:12 Reply

    Magnífico artículo, de contenido y estilo. Olvida no obstante otra forma de retribución cruzada: la Disposición Transitoria 18 del proyecto de RD por el que se aprueba nuevo RRM, un verdadero escándalo arancelario registral, incrementos del 800% de la tarifa por actuaciones mercantiles…… ojo a algún/a letrado/a, notario pero también registrador (intruso que llama cierta asociación registral), …. hay veces que pudiendo ir en uno u otro sentido no hay interés en parar el tráfico que viene en principio en contra, pues basta con mudar el sentido de la propia marcha.
    Iñigo Romero: tan valiente como acertado….. Ahora bien, como salvemos el cuello en estos meses, que se vayan preparando,…. aunque temo que por lo que pudiera pasar ….haya nuevos afiliados a Podemos del cuerpo “hermano”,…. si fuere menester …

  • IÑIGO ROMERO DE BUSTILLO
    21 marzo, 2015 - 14:50 Reply

    El “tema” es integral, a ver si nos enteramos. El Notariado debe ser reducido a la mínima expresión. Y Punto. UNO POR OTRO. Es así y se puede hacer de muchas formas pero esa Registratura, hoy y para siempre, nos intenta reducir o eliminar. Solfa hacen de la Integración de Corredores y plusvalía de su competente absorción de competencias y de la disminuida Importancia del Notariado post ladrillazo, incapaz de plantarse, ellos sí, contra las cláusulas suelo y las de vencimiento anticipado. Hipoteca “Limones” (jamás hubiera yo hablado así de una DGRN)…….
    Pero no sé si en Cataluña, por ejemplo, la Registratura, salvo paraguas, se atreva pública o privadamente, a desacaradamente intentar “jibarizar” al NOTARIADO

  • IÑIGO ROMERO DE BUSTILLO
    23 marzo, 2015 - 10:36 Reply

    Cuando lo gratis sale caro
    MARÍA JESÚS PÉREZ@ABCECONOMIA / MADRID
    Día 23/03/2015 – 03.57h
    El Gobierno se enroca en la gratuidad total del Registro Civil para no seguir negociando y piensa ya en su plan B: prorrogar la ley de 2011
    Cuando lo gratis sale caro
    IGNACIO GIL
    “Tanto Gallardón como Catalá han defendio que el Registro Civil sea un servicio gratuito
    Que lo barato sale caro es un viejo dicho popular referido a tres tipos de soluciones tomadas por las personas: a las momentáneas (transformadas luego en eternas); a las mal hechas (que, por desgracia, se institucionalizan como forma de hacer las cosas); o a las emergentes (las que por su necesidad se hacen desconociendo sus consecuencias). Ahora bien, también cabría añadir una cuarta: soluciones tomadas con la mejor intención solidaria en las que la gratuidad (extremo último de lo barato) al final acaba en abuso, y, por tanto, sale caro para el que lo soporta de buena fe. Un dicho, en definitiva, que en cualquiera de estas acepciones, o incluso juntándolas todas, viene al pelo para explicar la situación que rodea, y podría rodear, al Registro Civil español. Una institución que hoy, por decreto, está en manos de los registradores… Bueno no, aún no. A partir del próximo mes de julio.

    El asunto es que el Registro Civil, que ya empezaba a considerarse una carga excesiva para las arcas públicas, se ha convertido en la patata caliente de muchos titulares de Justicia en este país. Su anterior inquilino, Alberto Ruiz-Gallardón, nada más llegar al cargo, se planteó que quizás lo mejor era apartar los registros civiles de su Ministerio. ¿E ir a parar a manos de quién? En un principio se pensó en los funcionarios o secretarios de la Administración local. El problema, según el Ejecutivo de Mariano Rajoy, era que para llevarla a la práctica sería necesario convocar más plazas para aumentar el número de empleados públicos. Algo del todo imposible porque chocaría frontalmente con la austeridad presupuestaria impuesta por el Gobierno actual.

    La opción dos de Gallardón, a pesar de voces discordantes (notarios, secretarios judiciales y todas las asociaciones de jueces… ¡incluso los propios elegidos!) pasaba por «traspasar» los registros civiles al Colegio de Registradores de la Propiedad y Mercantiles, una institución con prestigio reconocido que traspasa nuestras fronteras, de las más eficientes del mundo con los menores costes. Un ejemplo que muchos otros países, incluso Estados Unidos, querrían seguir. Un movimiento que además lograría los objetivos que perseguiría la ansiada reforma: desatascar los juzgados -cuyos ejemplos de colapso quedan patentes en las largas colas que se acumulan en las puertas de estos centros, con citas concertadas ya incluso para 2019- y ahorrar unos 450 millones de euros al Estado. ¡Eureka! Sí, bien, pero los afectados no parecen estar muy por la labor de asumir estas responsabilidades… y, sobre todo, sus cargas.

    Entonces muchos pusieron el grito en el cielo (los socialistas los que más), argumentando que se trataba de una privatización, que comportaría despidos, o incluso se hablaba de ciertas prebendas políticas… Lo de siempre. Pero Gallardón, primero, y su sucesor, después, Rafael Catalá, salieron al paso con los mismos argumentos: compromiso de mantener el empleo existente, incluido el personal interino, dentro del territorio que es de su competencia. Y, además, y lo más importante para ganarse el apoyo popular, que seguirá siendo un servicio gratuito para los ciudadanos.

    Vuelta a lo mismo, ¿y el Colegio de Registradores se «queda» con una gestión de un ente, sin cambio alguno en el modo de hacerlo más eficiente y llevadero financieramente hablando? ¿No supondrá un lastre para los Registros de la Propiedad y de lo Mercantil que tan eficientemente funcionan?Al final, lo gratis puede salir caro, pero se puede evitar si se deja en al menos «barato». De hecho, algunos cifran entre 60 y 70 millones de euros el coste de gestión del nuevo modelo de los registros civiles en manos de los Registradores si el Gobierno admite sus planteamientos. ¿Por qué entonces enrocarse en no escuchar? Desde el propio Colegio admiten mantener la gratuidad de determinados actos (inscripción de nacimientos y defunciones), pero que el usuario pague, por ejemplo, por el cambio de apellidos o separaciones, divorcios o capitulaciones matrimoniales… Pero ya no queda apenas tiempo para seguir negociando y sí mucho por hacer. Ya se habla de que el Gobierno, en año ampliamente electoral, no quiere ceder porque tiene un plan B: prorrogar la ley de 2011, y a esperar tiempos mejores, cuando quizás la patata caliente la tengan otros… O no.”

  • IÑIGO ROMERO DE BUSTILLO
    26 abril, 2015 - 08:37 Reply

    Elecciones..con batacazo casi asegurado para el partido que sustenta al Gobierno y a la BRS… por lo que Plan B.

  • IÑIGO ROMERO DE BUSTILLO
    30 abril, 2015 - 09:13 Reply

    El Gobierno renuncia a ceder el Registro Civil a los registradores mercantiles y retrasa un ano su …
    infoLibre
    El Gobierno renuncia a ceder la gestión del Registro Civil a los registradores mercantiles y de la Propiedad. “No estoy atado a nadie”, (Catalán)

    Ahora Proyecto de Jurisdicción Voluntaria y la carnaza preelectoral el “matrimonio” y “divorcio” ante Notario…La Comunidad jurídica de jueces y abogados en contra…..
    en Magia Blanca esto se llama “Una Miss Direction” es decir que escondes con una mano lo que no quieres que se vea porque ahí está el truco y enseñas con la otra lo que quieres que se avea para llamar la atención del tonto y respetable público(sic)

  • IÑIGO ROMERO DE BUSTILLO
    15 mayo, 2015 - 10:04 Reply

    EL GOBIERNO APARCA LA REFORMA DEL REGISTRO CIVIL HASTA 2017
    14/05/2015 (16:38)
    Madrid, 14 may.- El PP ha enmendado la reforma del Registro Civil para derogar todas las leyes vinculadas al traspaso de su gestión a los registradores de propiedad y mercantiles, y ampliar hasta junio de 2017 el plazo de entrada en vigor de la ley aprobada en 2011, que obliga a la desjudicialización de los registros.De esta forma, se abre un periodo de negociación de dos años para que el Gobierno y los agentes implicados negocien una reforma que ahora arranca de cero, después de que el Ministerio de Justicia abandonase definitivamente su propuesta que encomendaba la gestión de los registros al cuerpo de registradores.Todos los grupos parlamentarios se van a adherir a las dos enmiendas presentadas por el PP, que cumple de esta forma con el compromiso del ministro de Justicia, Rafael Catalá, de buscar una reforma “pactada y consensuada” con todas las partes implicadas, una vez que el plan del Ejecutivo era rechazado por la mayoría del sector.Así, una de las enmiendas señala que “quedan derogadas cuantas normas se opongan a los previsto en la presente ley”, es decir, se eliminan todas las iniciativas legislativas que encargaban la cesión del registro a los registradores.Se trata del real decreto que otorgaba la gestión de los registros a los registradores mercantiles, así como la Ley de convalidación del anterior decreto en igual sentido y el papel de notarios y registradores en el proceso de concesión de la nacionalidad a los sefardíes.Ya en la segunda enmienda, los populares fijan el 30 de junio de 2017 como la fecha de entrada en vigor de la ley aprobada en 2011 por el Ejecutivo socialista, que obliga a la desjudicialización de los registros, en lugar del próximo 15 de julio como figuraba en el plan inicial del Gobierno.Eso sí, la medida que establece el registro de nacimientos y muertes desde el hospital seguirá adelante, si bien se amplía su entrada en vigor hasta el próximo 15 de octubre. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *