Go to Top

Flash de urgencia sobre el pleno de Decanos en el Consejo de ayer, 28-6

Tiempo habrá para un análisis más extenso y reposado. Pero por ahora no podemos dejar de contar a nuestros compañeros:

– Que una vez más el tiempo se dedicó, sobre todo, a los ataques y reproches habituales, y a las críticas personales destructivas de costumbre, con el protagonismo de los de siempre y, esta vez de modo especial, del Vicepresidente saliente. Su dimisión fue aceptada y el nuevo Vicepresidente será elegido el jueves.

– Que se rechazó por mayoría el solicitar un nuevo concurso antes de la demarcación. La lamentable situación de los compañeros recien aprobados no preocupa lo suficiente a la mayoría de nuestros Decanos, enredados como están en sus particulares cuitas.

– Que el tema del Congreso, con manifiesto desprecio de la petición de las Jornadas de Málaga, ni siquiera fue tratado.

En definitiva, una nueva prueba, ya innecesaria, de la inoperancia de nuestro sistema de gobierno corporativo y de la necesidad urgente de introducir cambios de calado que mejoren su representatividad y su eficacia. No podemos, queridos compañeros, asistir pasivamente a este espectáculo.

Compartir:

21 Responses to "Flash de urgencia sobre el pleno de Decanos en el Consejo de ayer, 28-6"

  • Enrique Arana Ruiz-Cámara
    29 junio, 2014 - 11:24 Reply

    Gracias a esta web por hacer mención a la situación de los nuevos notarios.

    Recibo con tristeza la decisión del Consejo de no pedir un nuevo concurso. Pese a los esfuerzos que estamos haciendo por intentar que entiendan nuestra situación, que vean que la alegría del aprobado no da de comer, parece mucho más importante este “Juego de Tronos” que se traen entre manos.

    Muchos de los aprobados de Valencia estamos ya muy cansados de no tener ninguna información fiable. Los peores augurios (de momento, todo es susceptible de empeorar) nos llevan a una toma de posesión en marzo de 2015, no está nada mal para una oposición que se convocó en diciembre de 2011. Por mucho que en todos los cursos/jornadas/cócteles/cenas que hemos tenido, se nos diga que somos muy listos, guapos, simpáticos y el futuro del notariado, lo que vemos es que el notariado no nos quiere para nada.

    Agotadas las esperanzas puestas en el Consejo tendremos que plantearnos otras vías para conseguir que se nos dé lo que es nuestro.

    • Fernando Rodríguez Prieto
      29 junio, 2014 - 11:28 Reply

      Enrique, no es verdad que el Notariado no os quiera. Es que ese notariado está muy mal representado por la Junta de Decanos. Este blog es buena prueba de que somos muchos los que os comprendemos y compartimos vuestra preocupación y desazón.

  • Borja criado
    29 junio, 2014 - 11:52 Reply

    No se sí servirá para algo esto q voy a escribir, pero voy a reproducir unas palabras que me dijo mi padre hace años: “hijo mío me da la sensación que los notarios que están en las altas esferas solo buscan su interés personal”.
    Enrique sí quieres te lo traduzco al vasco!!!!

  • Santiago
    29 junio, 2014 - 11:53 Reply

    Querido Enrique:
    La alegría del aprobado no solo no da de comer sino que encima dura poco. Ya te anticipo el desencanto que te van a producir las malas prácticas de algunos compañeros, que luego encima van por la vida de campeones de la notarialidad, y dicen que aman mucho esta profesión que tanto les ha dado (en gratificación espiritual, claro está).
    O el desencanto que va a suponer el presenciar los politiqueos comineros (que no Política con mayúscula) de nuestros representantes.
    O la pasividad de la mayoría de notarios, que pese a ejercer digna y adecuadamente la función, y ser lo que la sigue sosteniendo, se callan ante todo ello, no se comprometen, no se “mojan”, ellos a lo suyo, a firmar en su despacho y a ir tirando, sin meterse en líos.
    Yo llevo ya muchos años en esto, casi desde antes de que aparecieran los ordenadores en nuestros despachos, y te puedo asegurar que es penoso ver a un cuerpo del potencial y la cualificación del nuestro autodestruirse poco a poco por todo ello.
    En cuanto al pleno de ayer, mas de lo de siempre: los dos bandos enfrentados y, en medio, el grupo de decanos que se definen a si mismos como “no alineados” y que con una especie de buenismo conciliador ni están con unos ni están con otros pero están con todos a la vez y ni hacen ni dejan hacer. Ni acaban de permitir que un bando saque adelante la moción de censura que lleva meses cocinando, ni dejan que el otro bando tenga una comisión permanente homogénea. Resultado: parálisis. Y en el peor de los escenarios. Estos decanos no alineados son en realidad los mayores culpables. Para eso, que se queden en sus colegios organizando fiestas colegiales e imponiendo san raimundas.
    Y asi nos va. Los días previos a los plenos son una pelea entre las dos facciones por ver cual de ellas lleva mayor número de votos no alineados, cual es la que va a aparecer con las nueve canicas (los nueve votos de la mayoria) en su bolsa. Y todo lo demás, vuestra situación como nuevos notarios incluida, en un segundo, o tercer, o cuarto plano.
    Enrique, te animo a ti, os animo a los nuevos notarios, a implicaros y a participar. Por la cuenta que nos tiene a todos, pero especialmente a vosotros, que efectivamente sois el futuro de esta profesión.

  • Tomás Michelena de la Presa
    29 junio, 2014 - 12:47 Reply

    Felicidades Santiago por tu acertado comentario que suscribo integramente.Y en cuanto a ti querido Enrique decirte que no estáis solos, que detrás vuestro estamos muchos compañeros que no vamos a consentir que seais la primera promoción de notarios en paro como algunos pretenden.
    Recordando a Einstein:”La vida es muy peligrosa. No por las personas que hacen el mal sino por los que se sientan a ver lo que pasa”. Y uno de los grandes objetivos de este blog es levantar a los “sentados” que por desgracia también son muchos.
    Ánimo, que contando con vuestro apoyo lo conseguiremos.
    Un abrazo.

  • Jose Antonio Pérez Álvarez
    29 junio, 2014 - 12:57 Reply

    Totalmente de acuerdo con Enrique, compañero de promoción; es triste que después de tantos años luchando por ser notarios, en tan pocos meses hayamos comprobado que para algunos no somos compañeros sino un quebradero de cabeza si concursamos antes de la demarcación; da pena ver como unos pocos desprestigian, por intereses personales, una profesión que hasta hace meses veíamos, desde la más absoluta admiración, como un sueño (aunque a día de hoy se esté convirtiendo en una utopía para nosotros tomar posesión); es cierto que dentro de unos años este tiempo de espera (que no de vacaciones) será simplemente un mal recuerdo, pero la sensación de sentirse los apestados del cuerpo, al menos para parte de algunos de los “mandamases” y para algunos de los que ven peligrar parte de su pastel si concursamos antes de la amortización de las vacantes de su localidad, siempre quedará como el recuerdo de nuestro recibimiento por parte del notariado; y perdón por no ponerlo en mayúsculas, pero al menos para mí es un tratamiento inmerecido a día de hoy.

  • Opositora a notarías
    29 junio, 2014 - 13:35 Reply

    Escalofríos al leer el flash y los comentarios que me preceden. A veces da la sensación de que podrían estar 10 años sin convocar oposiciones y no pasaría nada, absolutamente nada.

  • luis
    29 junio, 2014 - 15:22 Reply

    Mi máximo apoyo y compresión, por la situación que están pasando la nueva profesión de notarios, y de la que he tenido conocimiento por esta página. Solo deseo una próxima solución de vuestro problema, que vendrá a pesar de nuestros órganos directivos. Es de vital importancia que todo notario se sienta respaldado por nuestros órganos corporativos, y esto desgraciadamente, no es un caso aislado, sino uno más de la cada vez gran grande separación entre los notarios de base (pardillos según algunos) y intereses de las cúpulas, que en este momento solo tienen “potestas” pero carecen de la más mínima “auctoritas”.

  • los enrocados
    29 junio, 2014 - 15:51 Reply

    Cómo es que Jornadas de Málaga tiene que ir suplicando al Consejo una audiencia, ¿se imaginan a la Oposición mendigando al Gobierno una reunión?

    ¿Cómo es que el Consejo no convoca el Congreso que piden las Jornadas de Málaga?

    ¿A nadie en el Consejo se le ocurre la oportunidad de este Congreso y se lo tienen que decir otros?

    ¿Quién tiene la iniciativa en el Gobierno Corporativo?, ¿El Consejo o las diferentes tendencias como foro, transparencianotarial, las Asociaciones Joaquín Costa…?, ¿por qué no cederles el Gobierno Corporativo?

    ¿Cómo es que los Colegiados ni la Prensa han sido informados de esta Dimisión y nos enteramos extra muros, por esta brillante página web?

    ¿Cómo es que el Código Deontológico recientemente enviado no dedica una línea a la responsabilidad de los Órganos Coporativos, pese a constar de 45 folios y tratar con detalle la responsabilidad de los Notarios?, ¿los Administradores de una Sociedad carecen de responsabilidad? ¿en qué país?

    ¿Por qué tampoco se ocupa de este asunto el Programa de las Oposiciones Restringidas que sí trata de la Responsabilidad de los Notarios, civil y penal,…?

    ¿Hay un solo miembro en el Consejo con disposición para responder a estas y otras cuestiones que plantean los Colegiados en esta web?

    ¿Cerraran esta página como cerraron Alternativa Notarial por expresarse de forma diferente a la”oficial” o pedirán Judicialmente las IP para averiguar quiénes escriben de forma discrepante?

    ¿Hasta cuándo las bases van a seguir soportando esta gestión?

  • Agudo
    29 junio, 2014 - 16:34 Reply

    De la reunión del Consejo se van conociendo algunos detalles verdaderamente pintorescos. Como la afirmación de un decano levantino de que en su apreciación el grueso del aforo de las Jornadas de Málaga eran nuevos notarios. Y eso gracias a que, según el mismo decano, el Colegio de Madrid (espejo de perversidad) les había pagado el viaje. Notable acusación.

    Según nuestras noticias nuevos notarios sólo fueron 14 a Málaga. Dato comprensible dado que, se diga lo que diga en las trifulcas del Consejo, se tuvieron que pagar ellos los gastos. Desde luego no parecen suficientes para hacer tanto bulto. Parece que para ese decano todo vale para desprestigiar las Jornadas y sus objetivos.

    Así que ya sabéis, nuevos notarios: si estáis descontentos no es por esas minucias de teneros en dique seco por meses y meses. Es porque fuerzas oscuras malagueñas o madrileñas os han comprado. Gracias a la agudeza de alguno de nuestros decanos… os han descubierto!

  • Fernando Olaizola
    29 junio, 2014 - 16:57 Reply

    Estimado compañero:
    No creo que se tratara de ir a suplicar nada al Consejo.
    Lo deseable es que el Consejo sea el que convoque un congreso nacional; el que aliente un debate en el notariado sobre nuestra situación y nuestras perspectivas, nuestros problemas y sus posibles soluciones, nuestra estructura corporativa y nuestro plan estratégico a medio y largo plazo; y que haga suyas las conclusiones que en el mismo aprobemos todos.
    El acudir con esta cuestión al consejo no es suplicar. Es lo que procedía hacer. La (previsible) actitud del consejo, de no querer saber nada, deja expedita la vía a una convocatoria del congreso al margen del consejo. Lo cual es de lamentar, pero nada podrá tampoco reprocharse luego.
    Posiblemente se dirá desde las oportunas instancias corporativas que el momento no es oportuno para escenificar nuestras diferencias en la plaza pública, que la situación es grave, que la celebración del congreso puede resultar gravemente perjudicial para el notariado, etcétera. Ya sabemos que para algunos prudencia y discreción son sinónimos de opacidad y silencio. Y sin embargo frente a todo ello basta con recordar que los registradores han celebrado hace poco un congreso nacional escenificando diferencias no menos graves que las nuestras, y no ha pasado nada.
    En cuanto a la página que citas, Alternativa Notarial, permíteme señalar que este no es un foro anónimo. Los editores vamos con nuestro nombre, apellido (y hasta foto) por delante. Y eso debe ser una garantía de responsabilidad por nuestra parte en cuanto a lo que aquí se dice, se publica y se comenta. Somos notarios tan interesados como el que más en no perjudicar a nuestra profesión, pero entendemos que la información, el debate y la transparencia no pueden sino fortalecernos. Todos sabemos hacia donde se dirigen los corderos silenciosos.

  • leticia ballester azpitarte
    29 junio, 2014 - 18:28 Reply

    El viernes remitimos una carta a todos los decanos diciendo que el Director General estaba dispuesto a convocar nuestro concurso este mismo lunes si así lo pedía el CGN, puesto que no quería un nuevo motivo de discusión. El mismo nos lo dijo en audiencia unos minutos antes, puesto que esta nueva promoción, siquiera para demostrar que no estamos encantados de estar en paro indefinido, nos hemos entrevistado primero con Collantes y luego, como el mismo Presidente nos sugirió, con el Director General.

    Las cosas, ahora, están bastante claras. No existe ningún motivo jurídico para que no haya concurso antes de la demarcación, sólo la preservación de los intereses económicos de unos pocos. Que los aprobados en una oposición convocada en 2011 no tomen posesión hasta febrero o marzo de 2015 es un tremendo desperdicio. Siendo conocido por todos el contenido de la demarcacion, todos los notarios concursariamos en igualdad de condiciones, por lo que no hay ninguna necesidad de mantenernos en esta situación tan difícil para muchos y tan frustrante para todos.

  • Dolores Torres
    29 junio, 2014 - 23:52 Reply

    Santiago, totalmente de acuerdo contigo, has dado en el clavo. Que haya unos cuantos que enreden es lamentable, pero que haya otros cuantos más que miren para otro lado como si con ellos no fuera el asunto es lo que me resulta incomprensible.
    Señores Decanos, no se puede caer bien a todo el mundo, eso se aprende en el Colegio,
    Si están ahí es para mojarse, y si no están dispuestos, dejen que otros lo hagan. Seguro que alguno hay dispuesto a ello.
    Igualmente lamentable es que no se discuta sobre ideas, proyectos, futuro del Notariado, no, en eso no entran, y es absolutamente necesario.

    Nuevos notarios, aunque parezca díficil, no os dejéis vencer, tomadlo como un reto, participar en las cuestiones comunes y colegiales allí donde estéis, a ver si empezamos una nueva era. Os necesitamos, sois el futuro.

  • Dolores Torres
    30 junio, 2014 - 00:00 Reply

    Agudo, muy interesante lo que cuentas, no será que se cree el ladrón que todos son de su condición???
    quizá algún Decano está acostumbrado a pasar tantos gastos al Consejo que ya no sabe distinguir, y vayan mis disculpas por anticipado si me equivoco, pero como de cuentas vemos poco, hay afirmaciones que dejan volar la imaginación…
    el Colegio de Madrid no ha pagado absolutamente nada a nadie, qué fácil es difamar y luego ponerse digno!!!!!!!!!

  • Francisco Aranguren
    30 junio, 2014 - 11:32 Reply

    La única razón para posponer el concurso a la Demarcación es evitar que ésta no pierda su efectividad casi por completo, efectividad ya menguada por el último concurso al cubrir vacantes que tras la Demarcación se hubieran amortizado. Se plantea, sí, una colisión de intereses evidente entre los notarios a cuyas plazas afecta la Demarcación (no unos pocos) y los aprobados en Valencia. Pero sobre todo, se plantea la necesidad misma de una Demarcación que revierta en parte el desastre de la de 2007.
    Lo que de veras hay que criticar es el estancamiento de la Demarcación, contraria a la urgencia prometida por la DGRN, y la incertidumbre generada quizás interesadamente, utilizando la Demarcación como elemento de presión para fines ajenos a la Demarcación misma.
    En todo caso, debe darse una solución a esta situción, que no se puede prolongar, más allá del mes de septiembre, en que habría que convocar un nuevo concurso si la incertidumbre sobre la Demarcación subsiste.

  • Luis Rojas
    30 junio, 2014 - 21:44 Reply

    Escribo esto porque soy el compañero del Decano de Andalucía y preparador de opositores.
    La generalizacion nos lleva al desastre por no aportar soluciones. De nada sirve decir que los politicos son unos corruptos, los trabajadores unos vagos y los empresarios unos explotadores, sencillamente porque hacen falta politicos, empresarios y trabajadores.
    No hay que olvidar que somos esencialmente juristas, por definición prudentes, y en esta caracterización debemos desarrollar nuestro conflicto.
    Cuando hay un problema concreto hay que tratar de resolver el problema concreto, y si el problema es de concurso y demarcación resolver ese problema. Saber que hay dos intereses en juego (el de los notarios que esperan que se haga efectiva la demarcación y la de los nuevos notarios que quieren ocupar su plaza).
    El primero es una expectativa de derecho y el segundo un derecho consolidado, por lo que debería vencer el segundo. Lo que sucede es que ambos intereses podrían haber sido satisfechos si el gobierno hubiese cumplido su promesa de aprobar la demarcación. En conclusión, si no se aprube la demarcación en plazo perentorio, deberá salir el concurso. Pero esto es una opinión juridica propia.
    Pero si se explica nos evitaría problemas Y evitaría crear notarios descontentos con sus compañeros, descontento que luego justificaría sus actuaciones “anti notariales”.
    Y eso es lo que debería de suceder con nuestro “Consejo General del Notariado”. Que discutiera problemas y tomara decisiones (como queremos que sea el arancel notarial, como queremos que sea nuestra actuación con relación a las pólizas, la problematica de la competencia y la concentración bancaria, la situación de los convenios notariales, el principio de legalidad y la actuación notarial, la asución de competencias en jurisdiccion voluntaria, la intervención del notariado en la sociedad, la universidad, la regulación de la oposición, la elección de nuestros dirigentes…) No digo que solucionaríamos todos estos problemas (solución que en la mayoría de los casos no depende de nosotros) pero si tuvieramos una opinón como cuerpo sobre ellos, serían más facil de solucionar.
    La politica en si misma es un vicio si no se convierte en un medio para proteger intereses generales. Lo importante, en nuestra situación, no es quien mande sino lo que quiere hacer ese que mande. Y ya después será importante quien mande. Y, ¿hay un programa politico que genere discusión en el consejo o hay personas que quieren mandar por el hecho de mandar?
    Solo si la respuesta es la primera podremos salvarnos.
    Y digo que nuestro decano es un trabajador al servicio del notariado y que mis alumnos son unos luchadores con ganas de colaborar, que si se mantuvieran callados serían acusados de desidia. Pero hay que encauzar la fuerza, porque la potencia sin control no consigue su objetivo.

  • Pedro Antonio Vidal Pérez
    1 julio, 2014 - 00:56 Reply

    Buenas noches a todos
    Totalmente de acuerdo con la intervención de Luis. Y a su hilo quisiera hacer las siguientes consideraciones. Para resultar creíbles, y queremos serlo, debemos abandonar el rosario de quejas y desdichas que estamos entonando ante los signos aparentes de parálisis y división que transmite el Consejo. No podemos quedarnos ahí so pena de caer en lo mismo que criticamos por intuición: los personalismos. Todo se pega menos la belleza. Y digo por intuición porque no lo sabemos.
    Porque además que haya debate, discusión, diferencias, discrepancias e intentos de conciliación entre los miembros del Consejo, y en último término, en la peor consecuencia, incluso división entre ellos, no es malo por principio. Peor sería que no la hubiera. Y menos aun deben extrañarse los impulsores de un blog donde se hace precisamente esto.
    En lo que estamos todos de acuerdo, y estoy seguro que hasta ellos mismos lo suscriben, es que no pueden “permitirse el lujo” de aparecer así ante la Administración. Tienen que buscar la unidad a como dé lugar, si es necesario con transacción y compromiso. Y están cansando y tardando. Pero me cuidaré mucho de decir que sea sencillo.
    Nosotros debemos exigirles eso y que se nos dé información. Pero al recibirla, si la recibimos, debemos actuar con responsabilidad, prudencia, espíritu de colaboración, estímulo y ayuda.
    Vengan los temas del congreso; vengan los apuntados expresamente o entre líneas en los distintos post; vengan, si se llegan a saber, las últimas cuestiones en las que se han enzarzado los miembros del Consejo. Vamos a ver si somos capaces de enfocarlas bien, de debatirlas mejor, de llegar, ojala, a conclusiones que nos sirvan a todos.
    Pedro Antonio Vidal Pérez

  • Ignacio Gomá Lanzón
    1 julio, 2014 - 12:13 Reply

    Queridos Luis y Pedro: lo primero que quiero deciros es que os agradezco mucho las intervenciones que hacéis, porque eso enriquece el debate y eso es lo que precisamente buscamos en este blog.
    Pero, dicho eso, y cordialmente, permitidme que os diga una cosa: no se acaba de entender bien lo que queréis decir. Me da la impresión de que lo se trasluce de vuestros comentarios es que hay que criticar, pero no mucho. Si no es así, me lo decís. Pero eso parece si atiendes a expresiones como “encauzar la fuerza”, “rosario de quejas”, “no caer en lo mismo que criticamos”, “Y menos aún deben extrañarse los impulsores de un blog donde se hace precisamente esto”.
    O sea, lo que se deduce es: “1. no te quejes, 2. no importa que se peleen entre ellos y que no funcione el CGN; 3. Pero que no lo noten los de afuera”
    Entended que digo esto a efectos dialécticos, pero personalmente estoy muy cansado de los típicos axiomas como “podría haber sido peor”; “hay que ser prudentes”, “no hay que ser radicales”, etc.
    Somos juristas, sí, pero también somos ciudadanos. No sé vuestro grado de implicación con la corporación, quizá sea muy elevado. Ya sabéis esa regla de que el 20% de los colegiados hace siempre el 80 % del trabajo gratuito para la corporación. Os aseguro que yo personalmente he hecho muchísimo de ese trabajo, como lo demás editores de este blog y estamos muy cansados de que las cosas no funcionen o se obstruyan porque el órgano oficialmente encargado de ejecutarlas está entretenido en peleas intestinas, sin permitir la menor participación (a ver si van a cambiar lo que hay) ni comunicar nada de lo que ocurre en un total secretismo (hasta pueden hurtarnos reglamentariamente lo que deciden). Y entretanto la casa sin barrer.
    Evidentemente, el CGN tampoco puede hacer milagros, pero sí muchísimo más. O sea, que las cosas no funcionan como deberían y algunos de los que lo hemos visto con nuestros propios ojos y lo hemos sufrido queremos hacerlo patente de la única forma que se nos ocurre que es hablando sobre ello. ¿Es eso peligroso? No lo sé, pero me parece democrático y limpio y la única forma de que las cosas vuelvan a funcionar. Este es un momento en que la crisis hace estragos entre nosotros y esas disfunciones son mucho más evidentes. Antes estábamos distraídos trabajando y ahora tenemos tiempo para ver lo que pasa y percatarnos de hasta qué punto ello afecta a nuestro quehacer diario.
    Pero, en fin, me quedo con la parte de vuestro discurso que creo más positiva: hay que intervenir y hay que participar, con transparencia. Es la única forma de que cambien las cosas.
    PD: Eso de que los nuevos notarios tienen una expectativa de derecho frente al derecho consolidado de los que están me parece un argumento incierto y además peligroso.

    • Enrique Arana Ruiz-Cámara
      1 julio, 2014 - 12:43 Reply

      Sólo un apunte, Ignacio, creo que lo que Luis decía acerca de un derecho consolidado y una expectativa de derecho es precisamente lo contrario (o así lo he querido entender); lo que tenemos los nuevos notarios es un derecho consolidado a ocupar una plaza y lo que es una expectativa es la aspiración a que se eliminen plazas.

  • Ignacio Gomá Lanzón
    1 julio, 2014 - 13:58 Reply

    Ah, pues si es así, entonces lo he entendido mal, entiéndase retirado, porque eso es precisamente lo que pienso yo

  • ELOY JIMENEZ PEREZ
    8 julio, 2014 - 14:29 Reply

    COMPARTO LO DICHO POR “SANTIAGO”

    ELOY JIMENEZ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *