Go to Top

Flash informativo de urgencia. Salvador Torres, nuevo Vicepresidente del Consejo

Según acabamos de saber, Salvador Torres, Decano de Andalucía, ha sido elegido Vicepresidente del Consejo en la reunión del  Pleno que se ha celebrado esta tarde, en sustitución del dimisionario Joan Carles Ollé.

En cuanto dispongamos de más información  haremos las oportunas valoraciones.

Entretanto, llamamos a la participación activa de todos los notarios en el Congreso que, en el día de hoy, ha convocado el Comité Organizador de las Jornadas de Málaga.

Compartir:
FacebookTwitterGoogle+LinkedIn

13 Responses to "Flash informativo de urgencia. Salvador Torres, nuevo Vicepresidente del Consejo"

  • Francisco Aranguren
    4 julio, 2014 - 10:37 Reply

    Creo que es muy acertada y de justicia la entrada en la Permanente de Salvador Torres, tanto por su demostrada capacidad de trabajo y talante sereno, como por la importancia del Colegio de Andalucía, en número de colegiados y aportación al CGN. Mis mejores deseos personales en la nueva etapa.
    A título personal, he de decir que me resulta sorprentende que al día siguiente se convoque un Congreso, porque no parece muy amable hacerlo antes de que el nuevo equipo tenga ocasión de constituirse y pronunciarse sobre la solicitud que en su día se hizo.
    Muchos preferiríamos que la convocatoria se produjera desde el CGN para que sus decisiones fueran imperativas y creo que se debería haber dado un voto de confianza a la nueva Permanente que considero distinta y mejor, dándole un mínimo plazo de cortesía. Por por el contrario el nuevo equipo se encuentra, antes de constituirse siquiera, con un hecho consumado: un Congreso ya convocado, que manifiesta, si no hostilidad, si desconfianza en que algo pueda cambiar con el nuevo equipo.
    Tan precipitada convocatoria me parece como digo desconsiderada para con la nueva Permanente, pero además, creo que es políticamente desacertada porque puede transmitir la imagen de que el Comité Organizador de las JM desea tener todo el protagonismo del Congreso, que sería un Congreso del movimiento, más que del Notariado. Si las JM deciden constituirse en movimiento de opinión dentro del notariado, quizás habría que dar visibilidad y organización a ese movimiento en forma Asociativa, más que como movimiento de base, pues de hecho más bien parece funcionar como movimiento organizado.
    Me parecería conveniente, por ello, desconvocar el Congreso, habida cuenta los nuevos hechos que inciden sobre la correlación de fuerzas en el CGN e insistir en el buen camino que no puede ser otro a mi juicio que lograr transmitir su necesidad a la nueva Comisión Permanente, y buscar en ella una mayor sensibilidad y complicidadd con las conclusiones de las JM, como creo que existe..

    • Luis Bustillo
      4 julio, 2014 - 12:15 Reply

      Francisco, un pequeño matiz. El Congreso no se anunció al día siguiente de la elección de Salvador Torres. Se anunció el mismo día por la mañana, antes de la elección.

      • Francisco Aranguren
        4 julio, 2014 - 13:12 Reply

        Y por qué se hizo así? Nada afectaba el resultado en opinión de los convocantes? Cómo se deciden estas cosas en el Comité? Sería bueno saberlo para no incurrir en la misma falta de transparencia que criticamos en los organos colegiales.

        • Luis Bustillo
          4 julio, 2014 - 13:23 Reply

          Muy sencillo. El Comité ha recibido un mandato que se activa en el momento en que se constata que el Consejo, reunido en Pleno, no convoca el congreso. Han pasado tres meses y no se ha pronunciado. Y el mandato recibido tiene un plazo: otoño. Organizar el congreso lleva tiempo, y lo que se pretende es que se abra un debate, lo cual exige también su tiempo. El Pleno, a pesar de haberse reunido en diversas ocasiones después de las jornadas, y de habernos recibido el día 16 de junio, nada ha dicho. Debemos cumplir el mandato recibido.
          El resultado de la votación de ayer no debería afectar en nada a la cuestión, pues la convocatoria ha de realizarla el Pleno, no la Comisión Permanente. Y no nos constaba su inclusión en el orden del día.
          El proceso de decisión en el Comité es simple, por tanto: ajustarse al mandato recibido.
          Y téngase en cuenta una vez más, que a pesar de las acusaciones de pretender protagonismo que haces en tu comentario, la convocatoria decaerá en el momento en que sea el Consejo el que tome la dirección del asunto. No se donde ves ese afán de protagonismo, Francisco.

  • Javier Manrique
    4 julio, 2014 - 11:03 Reply

    Creo que todos nos debemos congratular de la elección de Salvador Torres como Vicepresidente, por su probada capacidad y representatividad y que puede suponer una salida a la situación de colapso que se vivía en el propio Consejo como han demostrado los últimos acontecimientos y comunicados. Sin embargo, no puede entenderse como ninguna desconsideración, la convocatoria del congreso por JNM pues, de un lado, se ha hecho antes de conocer el resultado del Pleno y de otro, en la propia convocatoria se advierte que el Comité se hará a un lado en el caso que el CGN convoque el Congreso.

  • Joaquín Fernández-Cuervo
    4 julio, 2014 - 11:18 Reply

    Como miembro del comité organizador de las jornadas de Málaga, quiero dejar claro (tal y como también dice literalmente el correo electrónico que mandamos al resto de los compañeros), que “si el Consejo decide en cualquier momento convocar el congreso, indudablemente nos haremos a un lado”.
    Fuí testigo de la reunión con los miembros del Consejo y sinceramente no confío nada en ellos, se pueden pasar el día hablando de lo divino y de lo humano un eternidad (que si tú dijiste, que yo dije….) y mientras tanto la casa sin barrer…
    Ante las próximas reformas legislativas, el Notariado debe tener fuerza y creemos que a través de un Congreso es la mejor forma de canalizar esa fuerza y salir revitalizados.
    Te aseguro Francisco Aranguren, que a mi personalmente no me apetece organizar un congreso, con todo el trabajo y tiempo que conlleva, pero creo que es lo que ahora necesita nuestro cuerpo, por ello, debemos continuar con los trabajos preparatorios y repito, si el Consejo lo convoca, “nos hacemos a un lado”.

  • Luis Bustillo
    4 julio, 2014 - 11:40 Reply

    Querido Francisco,
    Coincido con los dos comentarios anteriores. Pero quiero hacer una puntualización. Hablas de la nueva correlación de fuerzas como dato a tener en cuenta y que aconseja desconvocar el congreso hasta que se demuestre la sensibilidad de la Comisión Permanente con las conclusiones de las Jornadas.
    Lo que pasa es precisamente eso. No podemos estar al albur de “correlaciones de fuerzas”. Fuerzas cuyos vectores desconocemos, que están en “equilibrio inestable” y que pueden variar en cualquier momento. Es eso lo que nos está perjudicando, el que el gobierno de la corporación está condicionado por las diferencias entre los miembros del consejo debidas a causas desconocidas, el que no haya transparencia en el proceso de decisión, el que todo se cocine a espaldas de los notarios, el que se obvie el sentir y pensar de los miembros de la corporación en la definición de nuestro futuro. Y mientras esto siga así, el cambio de personas deja incólume el sistema. No dudo de la capacidad y del talante del nuevo Vicepresidente. Pero es uno entre diecisiete. Y el Consejo sigue siendo el mismo. Y hoy por hoy, lo que falla es un sistema que propicia estas idas y venidas, que no es transparente, que no es participativo y que consume fuerzas y recursos que deberían dedicarse a otra cosa.

  • José Alfonso García
    4 julio, 2014 - 11:42 Reply

    Tengo un excelente opinión de Salvador Torres, que por desgracia no extiendo a todos los demás miembros del Consejo y la Permanente y en consecuencia me alegra su ascenso a la Vicepresidencia, pero esta alegría no me lleva al optimismo, pues dudo que la situación tenga arreglo con un episodio más del enfebrecido juego de sillas musicales- quítate tú que me pongo yo- al que nuestros representantes corporativos llevan dedicando sus mejores esfuerzos desde hace un tiempo.
    Creo que el problema es estructural y las dificultades de los últimos años han sometido a una prueba de resistencia nuestro mecanismo de representación y gestión corporativa y el examinado ha fracasado estrepitosamente.
    Obviamente hay que seguir y naturalmente necesitamos órganos de representación, gobierno y gestión capaces de actuar de modo inmediato, así que por el momento habrá que conformarse con lo que hay y desearles el máximo acierto, aunque en mi caso no pueda hacerlo sino desde el escepticismo. Por ello habrá que seguir colaborando con lealtad con los actuales Colegios y Consejo sin incurrir en una peligrosa descalificación global de los mismos.
    Pero también es urgente repensarse por entero los mecanismos de representación y gobierno corporativos y dejar de atribuir los fracasos, mucho más numerosos últimamente que los éxitos, a los simples méritos o deméritos de fulanito o menganito, simple “cotilleo notarial”, divertido para tertulias, pero del que es difícil extraer consecuencias operativas.
    La convocatoria de un Congreso es un requisito ineludible en este proceso de reforma y sería deseable que fuera convocado por el Consejo si pudiera evitar la tentación de cocinarlo y descafeinarlo, pero en caso contrario tendrá que ser convocado desde las bases lo que se si me permite un pequeño chiste podría ser una Convención.

  • Jesús García
    4 julio, 2014 - 12:39 Reply

    Vayan por delante mis mejores deseos para Salvador Torres y el reconocimiento sincero a su voluntad de servicio al asumir nuevas responsabilidades en momentos como los presentes, en la convicción de que, sin duda, reúne probadas cualidades para el desempeño de las mismas.

    Sin embargo, no puedo evitar el presentimiento de que éste no es más que otro capítulo que sucede a los anteriormente vividos en el seno del CGN y que prueban la necesidad de un debate acerca del mismo.

  • Pedro Antonio Vidal Pérez
    4 julio, 2014 - 12:45 Reply

    Me adhiero al Post de Aranguren. A quien por cierto no entendí muy bien en otra entrada cuando distinguía congresos. Tener claro que unos son más legítimos que otros implica estar instalado en cuestiones previas y personales. O eso parece. Ahora le entiendo mucho mejor. Aquí parece que todo el mundo conoce a alguien. Como no es mi caso, dejadme hacer de la necesidad virtud: yo no puedo dar más crédito a unos que a otros y por eso mismo me cuesta es retirar el que todos merecen. Respetaré la convocatoria, sea del Consejo o las Jornadas.
    De lo que yo dudo es de que en tres días por buenas que sean las ponencias, podamos dar con la almendra. Porque al cuarto hay que actuar, y con el “arte de lo posible”
    Si lo preferís, en principio desconfío de todos. Casi prefiero esta página al riesgo de aclamaciones. No digamos si son con ruido y furia.
    Pedro Antonio Vidal Pérez

    • Luis Bustillo
      4 julio, 2014 - 12:53 Reply

      “dudo de que en tres días por buenas que sean las ponencias, podamos dar con la almendra. Porque al cuarto hay que actuar, y con el “arte de lo posible”, dices. Y estoy de acuerdo. El asunto es que lo que se propone no es un Congreso en el que se dicten una conferencias más o menos autorizadas. Lo que se propone es la apertura de un proceso,y que de ese proceso, abierto y participativo, resulten unas consecuencias que sean asumidas por todos y que marquen las líneas de actuación a partir del cuarto día. Eso es lo importante. Claro que eso requiere dedicación, compromiso y trabajo por parte de todos. Por eso la llamada que el Comité de las Jornadas hace es a todos los Notarios, como se dice en las conclusiones de las Jornadas.

  • Luis Martínez-Villaseñor
    4 julio, 2014 - 13:18 Reply

    Querido Francisco:
    Coincido absolutamente contigo en que estamos de enhorabuena por el nombramiento de Salvador, y que nuestro Colegio por el número de colegiados debía tener entrada en la Permanente. Pero creo que te equivocas cuando hablas de hostilidad o de desconfianza. No creo que la haya en absoluto. Pienso, creo que hablo por la inmensa mayoría, que los que os dedicais u os habeis dedicado a las tareas corporativas lo haceis con vocación de servicio a todos, y que el resto de compañeros os debemos de estar agradecidos por vuestro tiempo y dedicación. Pero sinceramente, creo que hay quien no acaba de asumir que existe un deseo generalizado de profundizar en la participación de todos los notarios en la gestión de lo nuestro, y que el esquema tradicional y vigente de representación a través de los decanos parece que ya no sirve. Y no sirve porque el peso especifico de cada colegio es radicalmente distinto, pero en las reuniones cada Decano tiene un voto. Y no sirve porque se ha trasladado a los notarios de base que existe un clima de intriga y de enfrentamiento entre los decanos, fundado ademas en cuestiones mas puramente personales que de discrepancias en entendimiento de la profesión y defensa de nuestros intereses. Creo que es mayoritario el deseo de que el nombramiento del Presidente se haga por sufragio universal, a modo de democracia directa, y no a través del voto de los decanos, que es democrático pero indirecto y que se muestra como un modelo agotado. Quizas tengas razón, Francisco, porque has dedicado mucho tiempo a trabajar por todos y conoces los entresijos de todo esto, que en el fondo quizás todo sea de nuevo una cuestión de protoganismos y que sea politicamente inoportuna la celebración de un congreso. Pero a mi me da la impresión que os estamos pidiendo a gritos que nos escucheis y que esto no marcha bien. Un fuerte abrazo

  • Fermín
    4 julio, 2014 - 13:29 Reply

    Por aclararme, ¿el Colegio de Andalucía es más importante que otros o todos son iguales?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *