Go to Top

Reunión de notarios tuiteros

El pasado sábado tuvo lugar en Madrid una reunión notarial muy peculiar. No se trató, no, de una junta general ordinaria, ni de una reunión del Consejo General del Notariado, ni un Congreso profesional o Seminario de Derecho privado al uso. El objeto fue la “desvirtualización” de los compañeros notarios presentes en las redes sociales, particularmente en Twitter, con el objeto de conocerse personalmente y cambiar impresiones.

La reunión fue convocada por quién en tales redes es conocido como Justito el Notario -cuya identidad no revelamos por si no es su voluntad- y congregó a cincuenta y tantas personas (42 compañeros y 11 acompañantes) de toda España, entre los cuales se encontraron algunos de los editores de este blog, presentes en dichas redes, y otros titulares de blogs, perfiles varios o integrantes de Notarios en Red u otras redes.

Nos parece a los editores de este blog que es positivo que el notario esté al cabo de la calle y forme parte de su tiempo, comunicando al mundo una imagen distinta del estereotipo de alguien distante y un poco rancio, que firma con pluma de ganso en amarillentos pergaminos, cobrando, quizá excesivamente, por su fugaz presencia. Todos sabemos que no es así y que, seguramente, no lo ha sido nunca, pero en el siglo de la imagen no basta con serlo sino hay que parecerlo. Por ello, hay que agradecer vivamente a los impulsores de la iniciativa su buen hacer y su espíritu abierto e integrador -había gente de todas las edades, condiciones y planteamientos- y su cariñosísima acogida.

Fue un acto largo, pues comenzó hacia las 13.30 y terminó bien entrada la tarde. Algunos de los editores hubimos de ausentarnos un poco antes por razones ajenas a nuestra voluntad -un funeral y problemas de salud- pero estuvimos lo suficiente para gozar de la compañía de los compañeros y sus palabras. Justito nos dirigió un pequeño discurso bien preparado en el que nos contó cómo comenzó a trabajar las redes y sus primeras experiencias desvirtualizadoras, alguna hilarante, así como el propósito de la reunión, alentando a la concurrencia para expresarse. Nuestro coeditor Ignacio Gomá -tras pedir autorización el dia anterior a Justito para hacerlo, por si la cosa no le pareciera procedente- aprovechó para dirigirse a los asistentes elogiando su condición de activistas en las redes y con ello avanzadillas del notariado, y pedir y ofrecer colaboración en la mejora del notariado desde la “sociedad civil notarial”. En los tiempos en que vivimos -dijo- no podemos esperar que nadie nos arregle nuestros problemas -ni siquiera desde arriba- y es preciso hacerse consciente de ellos, expresarlos e involucrarse en su solución y para ello nada como los nuevos medios tecnológicos sin olvidar los clásicos como el Simposio que, previsiblemente, se celebrará el año que viene. Se trata de crear opinión, no de hacer política partidista o de poder y por ello la regeneración o mejoramiento del notariado no es una actividad competitiva, sino colaborativa, por lo que todos debemos escribir donde todos y compartir opiniones y experiencias.

A continuación hubo diversas intervenciones de gran interés y la cosa acabó luego en animada conversación y degustación de espirituosos. Lo dicho, enhorabuena a los impulsores y que se repita.

Compartir:
FacebookTwitterGoogle+LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *